Sector inmobiliario

Cuánto cuesta una vivienda a estrenar: los precios en cada ciudad de España

El coste de la obra nueva roza ya los 3.000 euros por metro cuadrado de media

Bloque de viviendas de obra nueva en construcción

Bloque de viviendas de obra nueva en construcción / Manu Mitru

El precio de la vivienda de obra nueva no ha dejado de subir en el último año. En concreto, a cierre del primer semestre de 2024, las casas a estrenar cuestan más que nunca (incluso más que en el pico de la burbuja inmobiliaria), tras alcanzar cotas cercanas a los 3.000 euros por metro cuadrado y registrar una subida interanual del 4,3%, según datos de Sociedad de la Tasación. En junio de 2024, un inmueble de nueva construcción de 80 metros cuadrados vale de media a nivel nacional más de 234.000 euros, frente a los casi 225.000 euros de hace un año y los menos de 230.000 euros a finales de 2023.

Desde la empresa especializada en tasaciones no prevén que esta tendencia alcista del precio medio de la vivienda nueva vaya a cambiar en los próximos meses. Sin embargo, el contrapunto es que, por sexto mes consecutivo, siguen disminuyendo los ritmos de crecimiento. Según Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas de Sociedad de Tasación, "la primera mitad del año ha estado marcada por un crecimiento económico mayor de lo previsto, favorecido, en parte, por un impulso del consumo privado, como consecuencia, a su vez, de una recuperación gradual del poder adquisitivo de los hogares y unas presiones inflacionistas más controladas", motivo por el cual la vivienda de obra nueva ha seguido al alza.

Aunque la media nacional roza los 3.000 euros por metro cuadrado, hay comunidades donde los precios son superados en grandes porcentajes, como Cataluña, la más cara de España con un precio por encima de los 4.600 euros por metro cuadrado, Comunidad de Madrid, que se acerca a los 4.500, y País Vasco, por encima de los 3.200 euros por metro cuadrado.

Nueve capitales superan los precios de la burbuja

Hay nueve capitales de provincia en las que los precios han superado los máximos alcanzados en el anterior ciclo inmobiliario, que culminó con el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria, entre 2007 y 2008. En obra nueva, la ciudad más cara hasta el momento continúa siendo Barcelona, con un precio que roza los 421.000 euros para pisos de 80 metros cuadrados, tras haberse incrementado un 4,3% en el último año y un 2,1% desde principios de 2024.

La segunda urbe más costosa para adquirir una casa a estrenar es Madrid, donde el mismo inmueble valdría casi 360.000 euros, tras haberse revalorizado por encima del 5% en los últimos doce meses. Inmediatamente por detrás está San Sebastián, que, aunque los precios han subido un 4,6% en el mismo periodo, son muy similares a los de la capital, ya que vivienda similar cuesta más de 350.000 euros.

Málaga, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria, las tres con un importante componente turístico, también superan las cotas máximas registradas entre 2007 y 2008. En concreto, un piso de 80 metros vale casi 187.000, más de 215.000 y alrededor de 156.000 euros, respectivamente. La ciudad en las que más se han incrementado los precios en el último año es Málaga, con subidas del 6,5% (la ciudad de España donde más lo ha hecho); mientras en el municipio balear han sido del 5,7% y en el canario del 3,3%. Completan la lista de capitales de provincia en las que se han superado los valores de la burbuja Lugo, A Coruña, Ceuta y Melilla.

Los precios más bajos, en el interior peninsular

Los precios más bajos de la vivienda de nueva construcción se registran en localidades extremeñas: en Badajoz un piso de las características antes mencionadas cuesta menos de 107.000 euros, mientras en Cáceres supera ligeramente los 106.000 euros. En la primera los precios se sitúan más de un 12% de los máximos alcanzados en la burbuja, mientras en la segunda este porcentaje es del 25%, a pesar de que en el último año han subido un 2,3% y un 2,6%, respectivamente.

Por debajo de los 2.000 euros por metro cuadrado (equivalente a pagar menos de 160.000 euros por una vivienda) se mantienen también el precio de la vivienda en otras capitales: Albacete (128.400 euros), Almería (134.000), Alicante (134.160), Ávila (113.200), Castellón de la Plana (129.120), Ciudad Real (105.120), Córdoba (149.200), Cuenca (112.880), Granada (156.720), Guadalajara (145.280), Huelva (116.400), Huesca (132.160), Jaén (114.080), León (133.200), Lleida (122.800), Logroño (129.920), Lugo (128.880), Murcia (116.560), Ourense (138.320), Oviedo (145.760), Palencia (126.640), Las Palmas de Gran Canaria (155.840), Pontevedra (118.480), Santa Cruz de Tenerife (132.400), Segovia (145.920), Soria (134.240), Teruel (125.600), Toledo (134.320), Valladolid (154.320), Zamora (111.840), Ceuta (152.160) y Melilla (125.200).

La ciudad donde los precios menos se han recuperado es Ciudad Real, donde el residencial de obra nueva está casi un 30% por debajo de los máximos de 2007. Por detrás destacan Zaragoza, un 27,5%, un municipio especialmente reseñable, ya que se trata de la quinta ciudad más poblada de España y un rara avis en la dinámica del mercado. Son agudizadas las diferencias también en Ávila (-24,8%), Albacete (-23,2%), Huelva (-22,9%), Almería (-21,4%), Logroño (22,1%) y Lleida (-20,7%), según Sociedad de la Tasación.