Una ciudad orientada al dato desde la perspectiva de las personas puede aplicar fórmulas colaborativas de implicación y participación ciudadana. El movimiento placemaking (co-diseño urbano) aboga por un urbanismo liderado por las personas, para inspirar a las comunidades a reinventar sus espacios y convertirlos en lugares de encuentro y socialización.

La ‘república de los hipervecinos’, en el distrito 14 de París, surgió en 2017 como laboratorio de experimentación social para aliviar la vida acelerada y solitaria de la ciudad, promoviendo iniciativas de apoyo mutuo, medio ambiente, sanidad y movilidad. La transformación de este barrio, con 15.000 residentes, apoya el concepto de “ciudad de los 15 minutos”, para que sus habitantes puedan cubrir necesidades y realizar actividades cotidianas en su entorno de proximidad.

En EE.UU., the City Repair Project es una organización no lucrativa que refuerza la interconexión de las comunidades con el entorno natural, con un enfoque artístico. La Better Block Foundation promueve vecindarios dinámicos y saludables, ofreciendo diseños y equipamientos urbanos portables (mobiliario, iluminación, sombrillas y equipamiento infantil) para eventos sociales temporales.

En el ámbito de los negocios, la neerlandesa Powerplant diseña puntos de encuentro sostenibles con dinámicas sociales en las que participan inversores, arquitectos, proveedores de equipamiento y usuarios.

La ciudad sueca de Helsingborg sitúa a las personas en el centro para un desarrollo urbano sostenible. Realiza proyectos colaborativos, junto a IKEA, sobre el concepto de vida en el hogar y sus implicaciones para la ciudad: alimentación, convivencia, salud y bienestar, sostenibilidad y compras.

En la Comunitat Valenciana, la red de institutos tecnológicos de REDIT innova para favorecer la transición ecológica de la arquitectura, con implicación de la ciudadanía y consideración hacia los colectivos más vulnerables. Además, nuestros institutos tecnológicos están creando un laboratorio distribuido de I+D en movilidad inteligente, para potenciar la innovación y la competitividad de nuestras empresas y crear ecosistemas urbanos humanizados, sostenibles y digitalizados.