Bioparc Valencia siempre ha querido ser esa plataforma de encuentro ciudadano donde compartir el amor y el respeto por los animales y la importancia de conservar la biodiversidad. Este año hemos podido comprobar que un medioambiente sano es un gran aliado para nuestra propia salud y ése es uno de nuestros mayores retos de futuro. Con esta perspectiva, el parque valenciano tiene como objetivo fundamental transmitir la belleza de la naturaleza a la sociedad y, especialmente, a los niños y más jóvenes como primer paso para que sientan la necesidad de preservarla.

En este sentido, como siempre en estas fechas tan señaladas y este año más fácil que nunca, BIOPARC ofrece la oportunidad de obtener gratuitamente el pase anual infantil B! a todos los que lo deseen. Como el acceso es gratuito hasta que cumplen cuatro años, ya han sido más de doce mil niños y niñas de cuatro a 12 años los que han recibido este regalo de Navidad y los que aún no lo tienen pueden solicitarlo hasta el 6 de enero a través de la web. Simplemente hay que cumplimentar los datos y abonar únicamente 3,5 euros de gastos de gestión y 1 euro destinado a los proyectos de conservación de la Fundación Bioparc.

También muchas familias han aprovechado la oportunidad y han optado por alguna de las diferentes modalidades de pase anual B!, tanto los pases generales como el Manada. De esta forma, pueden empezar a disfrutar estas vacaciones y durante todo el 2021 del que ya está considerado uno de los mejores parques de animales del mundo. Sin duda es una propuesta muy valorada pensando en los próximos meses, puesto que Bioparc ofrece en un entorno seguro y al aire libre, una experiencia única de “ocio con causa” para “viajar” a algunos de los paisajes más bellos y amenazados y descubrir los animales salvajes que los habitan.

Además, para completar la oferta de ocio en familia Bioparc ha preparado el juego online “Hechizo de Navidad” con el que se conjuga diversión y aprendizaje resolviendo retos para conocer diferentes especies animales y descubrir los peligros a los que se enfrentan.

El esfuerzo de todo el equipo por mantener el máximo bienestar animal se ha visto recompensado por el “baby boom” de este año. Esta ha sido la noticia más esperanzadora para Bioparc, con nacimientos en prácticamente todos los hábitats y algunos muy importantes al tratarse de especies en peligro de extinción. También crías especialmente “queridas” como el hipopótamo Gori han supuesto un atractivo añadido, así como las maravillosas imágenes de las familias de gorilas y chimpancés con los bebés y diferentes crías.