El Club de Opinión de Diario de Mallorca acogió el pasado viernes un Foro sobre Mallorca y las incomparables ventajas que tiene como destino MICE para el turismo de eventos, congresos y convenciones (MICE en sus siglas anglosajonas).

Empresas de eventos de la isla y los profesionales venidos de fuera coincidieron en que Mallorca tiene todo lo necesario para constituirse en un destino líder en la próxima década.

La oferta hotelera es una de sus grandes ventajas, cerca de 450 mil plazas en hoteles, en gran parte de 4 y 5 estrellas, la conforman en un destino imbatible en ese aspecto.

A pesar de ser una isla, su conectividad es otra de sus ventajas. La conexión aérea con toda Europa, pero sobre todo con los grandes emisores, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia y, por supuesto, la península ibérica, unido a su cercanía, y a su gran aeropuerto, hacen que los congresos nacionales e internacionales sean su gran baza.

Además, tiene otros puntos fuertes como su amplia oferta complementaria que hace que puedan surgir interesantes planes paralelos al congreso. Su alto nivel de restauración con hasta nueve estrellas Michelin, y una gastronomía propia. Su oferta de ocio diurno y nocturno. Y, sobre todo, sus espacios naturales, con algunas de las mejores playas del mundo -Es Trenc-, su Serra de Tramuntana, Patrimonio Mundial de la Unesco, las cuevas el Drac o el casco antiguo de su capital, Palma.

Y, claro está, en las actuales circunstancias, la seguridad sanitaria que ofrece Mallorca y el resto de Baleares, con una de las cifras más bajas de contagio de la CEE.

Luis Gandiaga de BEON, Eva Garde de Granada Convention Bureau, Felix Torralba director del torneo ATP de la isla, coincidieron, junto a los gurús locales, Marta Blasco de MBS, Ramón Vidal del Palacio de Congresos y Asun Prats de MallorcaLeads, en que la isla debe aprovechar sus ventajas y en la explosión tras la pandemia que viviremos en 2022 posicionarse como destino MICE líder.

Esa misma frase, “liderar el segmento MICE”, fue la que utilizó el presidente de la Fundación Mallorca Turismo, Andreu Serra, cuando hizo hincapié en que desde las instituciones insulares se quiere apoyar el turismo MICE y el mundo de los eventos, y que se estudian todas las propuestas y proyectos que se presenten a través de las convocatorias de patrocinio que la Fundación Mallorca Turismo publica periódicamente.

El evento contó con unas 70 personas presenciales -máximo aforo permitido- y cerca de 200 la siguieron por streaming.