Pamesa Cerámica celebrará sus 50 años con la inauguración de sus nuevas oficinas centrales, ubicadas en la carretera que une Vila-real y Onda.

El nuevo edificio, que rondará los 6.300 metros cuadrados, constará de tres plantas, en las cuales se ubicarán dos plantas de parking subterráneo y una cafetería con acceso a un espacio al aire libre donde la marca presentará sus colecciones de espesorado, aptas para espacios de exterior. Además, en las dos primeras plantas se hallarán las oficinas de los diferentes departamentos y en la última, las salas de formación, juntas y prensa. La edificación, que tendrá grandes ventanales en todo su perímetro, contará en su interior con patios y jardineras que aportarán luz natural y bienestar. La fachada ventilada estará diseñada con piezas de cerámica de gran formato 90x180cm, en acabado brillo y de color rojo Pamesa, pero también tendrá piezas de color negro para un mayor control solar.

Lo más destacable es el salto que dará la exposición de Pamesa Cerámica, de los 1.000 metros que tiene el espacio actual en Almassora, pasará a 3.000 metros cuadrados donde se mostrarán todas sus novedades.

Las obras de esta nueva sede de Pamesa Cerámica, se vienen desarrollando con el objetivo de inaugurarse a finales de este mismo año.