CaixaBank, en colaboración con su filial CaixaBank Payments & Consumer, ha puesto en marcha diferentes proyectos bajo la marca «Renting Solidario» con el objetivo de apoyar colectivos vulnerables con riesgo de exclusión social y/o escasos recursos. A través de estas modalidades de renting podrán disponer de bienes de equipo o tecnología para su uso propio o para el uso de sus beneficiarios, sin necesidad de tener que adquirirlos, con el objetivo de contribuir a la reducción de la brecha digital y a la digitalización de instalaciones. Al mismo tiempo, este programa permitirá renovar su parque automovilístico si así lo desean y lo necesitan.

Y es que, según datos de Faconauto, la edad media del parque automovilístico en España es de 12,7 años. Sin embargo, las entidades sociales suelen contar con vehículos más antiguos y, por ende, más contaminantes y con un mantenimiento y un consumo mucho más elevado.