La localidad valenciana de Villalonga, con una población de 4.500 habitantes, contará en 2022 con una comunidad energética impulsada por la cooperativa local Nuestra Señora de la Fuente (FONTCOOP). Se trata de una institución de fuerte arraigo en el municipio y que actualmente está en un proceso de evolución integrando la variable energética entre los múltiples servicios prestados a sus miembros y apuesta por políticas de sostenibilidad en el actual contexto de transición energética.

Como primer hito de su proyecto de comunidad energética, Fontcoop se encuentra trabajando ya en su primera instalación de autoconsumo colectivo. Se trata de una instalación fotovoltaica de 116 kWp de potencia que se situará sobre la cubierta del edificio de la entidad y que producirá anualmente 160.956 kWh, que permitirán cubrir entre el 30 y el 40 % del consumo eléctrico de aproximadamente un centenar de familias que se prevé se adhieran a la propuesta. Los ahorros económicos iniciales se situarán, de media, alrededor del 15 % de la factura eléctrica, los cuales podrán ser superiores una vez la inversión se haya retornado completamente.

La cooperativa agrícola de Villalonga está innovando en sus líneas de trabajo, avanzando, diversificando y creando una de las primeras comunidades energéticas para el sector agroalimentario a escala estatal. La inversión prevista supera los 100.000 euros y será asumida íntegramente por la propia cooperativa.