Pikolinos ha confiado en BBVA en su primera operación sostenible. La línea de financiación se ha ligado al cumplimiento de una serie de indicadores sostenibles relacionados con la reducción de las emisiones enmarcadas en el proceso de fabricación del calzado. La sostenibilidad del producto viene marcada por la composición de los materiales que se requieren para su obtención; y con este fin, se busca continuar reduciendo las sustancias emitidas a la atmósfera.

Esta actuación se enmarca en el Plan Estratégico de la compañía alicantina. «El desarrollo de nuevos productos de financiación unidos a indicadores sostenibles está permitiendo a clientes como Pikolinos avanzar en su estrategia e innovar en modelos de negocio y productos sostenibles», ha asegurado Carlos Rodríguez Escudero, director regional Este de BBVA. «Nuestro objetivo es acompañar a nuestros clientes en su proceso de transición hacia modelos productivos más respetuosos con el entorno y este es un claro ejemplo de ello» ha subrayado.

Desde Pikolinos su Presidente Ejecutivo, Juan Manuel Perán, destaca esta operación como «un hito más en la compañía», que se convierte, además, en una de las pocas firmas de calzado que obtiene este tipo de financiación sostenible.