Frenar el avance de la enfermedad de Alzheimer, así como de otras demencias, mediante la realización de terapias de estimulación cognitiva, rehabilitación física y relación social es el objetivo rector de los talleres de memoria de la Associació de familiars i amics de persones amb Alzheimer i altres demències degeneratives de Bocairent (Afab).

Una iniciativa que surgió, como explica Maite Insa, directora del centro y psicóloga del proyecto, en el año 2006 y que cuenta con el apoyo de Fundación «la Caixa».

Con una dilatada experiencia, este servicio ya consolidado ofrece una atención parcial a las personas con deterioro cognitivo leve o demencia en un estado inicial de la enfermedad, manteniéndola el máximo tiempo posible en la fase en la que se encuentre o, al menos, con el mismo deterioro cognitivo que presentan las personas asistentes a los talleres cuando inician la terapia. 

Como detalla Insa, en el centro establecen una rutina de trabajo que favorece la orientación y la capacidad de concentración y permite, a su vez, trabajar las funciones cognitivas de forma global.

«Las educadoras y trabajadoras sociales, el auxiliar de enfermería y yo, como psicóloga, realizamos desde actividades de estimulación cognitiva mediante lápiz y papel hasta métodos vía online, así como estimulación física con tablas de gimnasia, musicoterapia, talleres de cocina, etc.», explica. 

Los talleres, que se realizan tanto en horario diurno como vespertino, tienen una duración aproximada de dos horas y atienden a más de una veintena de personas, que ven su autoestima mejorada sesión tras sesión al conseguir un elevado nivel de satisfacción general, mientras fomentan las relaciones sociales entre los y las integrantes del grupo con la finalidad de ejercitar el lenguaje, crear vínculos y estimular el interés. 

Para ello, la colaboración de Fundación «la Caixa» resulta esencial, pues a través de su subvención —más de 11.500 euros el pasado año— «podemos asumir los gastos del programa y atender con mayor calidad a las personas que asisten a los talleres de memoria», agradece la directora del centro.

«Contribuyen activamente a consolidar una iniciativa muy beneficiosa para la población de Bocairent, que nos conoce y recurre a nosotros», concluye Maite Insa.