Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mil caras del engaño

Seguros del hogar: El subalterno de torero al que robaban los trajes de luces

El subalterno de un conocido torero valenciano denunció en dos ocasiones robos en su domicilio. En 2011 logró una indemnización de 60.000 euros en compensación por la sustracción de trajes de luces, estoques, monteras, capotes y otros materiales propios del arte de la tauromaquia. En 2013 volvió a denunciar un robo en su domicilio de la Pobla de Vallbona y reclamó a la aseguradora 80.000 euros. La compañía le puso un detective privado que descubrió que las facturas del material presuntamente robado podían estar falsificadas. En febrero de este año, la Guardia Civil detuvo a subalterno y a su mujer por estafa, simulación de delito y falsificación de documento mercantil. Este es un ejemplo, aunque singular del clásico intento de fraude del seguro del hogar.

Seguros del automóvil: La clínica y los falsos accidentados

Tras una declaración de un siniestro con siete lesionados, los investigadores de Línea Directa destaparon el año pasado una trama cuyos principales implicado son un abogado y su mujer, que regenta una clínica de rehabilitación. Su forma de actuar era pagar a los supuestos accidentados para que aparecieran como víctimas de los siniestros. En todo los casos el abogado aparecía como representante de la falsa víctima y, en varias ocasiones, aunque no siempre, la atención médica la prestaba la citada clínica.

Seguros personales: Ni en el baño ni en Paraguay

Este el caso de destapó la compañía FIATC: Un individuo fallece en un viaje a Paraguay a causa de una caída en el baño. Tras la investigación se descubre que tiene varias pólizas de vida, que padecía un cáncer de pulmón en estado avanzado y que tenía importantes deudas. Además trasciende que el fallecido jamás estuvo en el hospital donde se suponía que había muerto, que el certificado forense era falso y que, de hecho, no hay constancia de que entrara ni saliera nunca de Paraguay.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats