Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nace la Asociación Nacional de Coaching Educativo

Valencia acogió el pasado martes la presentación AECOPE, Asociación Española de Coaching Educativo, Pedagógico y de Evaluación Educativa, que nace con objeto de promover y divulgar el Coaching Educativo en la formación actual. Miembros del Comité de Honor y de la Junta Directiva de la nueva AECOPE son Elsa Punset, Jose Antonio Marina, Roberto Luna, Juan Carlos Cubeiro, Carmen Pellicer e Isauro Blanco entre otros.

Al acto, celebrado el Salón de Actos de la Fundación CAM - La Llotgeta, al que asistieron casi un centenar de personas, contó con las conferencias de Elsa Punset, escritora y filosofa, Roberto Luna, catedrático de la Facultad de Economía UV, presidente de AEDIPE y AECOP, y Carmen Pellicer, directora de la Fundación Trilema. De hecho es la Fundación Trilema la que emerge como líder en el proyecto por su amplia experiencia nacional e internacional en el coaching educativo.

Elsa Punset subrayó el valor de la educación de los niños, así como de su educación a través de la inteligencia emocional. «Los alumnos aprenden de sus maestros por imitación», afirmó la escritora y filósofa, destacando la empatía, como la capacidad de ponernos en la piel del otro y asumir que las incoherencias para unas y otras personas enfrentan emociones. Aludiendo al Coaching, Punset apuntó que debemos hacer nuevos cambios en el mundo educativo, que pese a su calidad, siempre puede mejorar, y añadió que «un buen maestro no es perfecto y necesita herramientas cruciales».

Experimentado en la labor educativa durante 20 años en la Universidad, el catedrático de Dirección de Empresas Roberto Luna, apuntó a la labor del «profesor vocacional que ejerce con devoción fomentando la participación en el aula y estimulando mentes críticas y activas». Luna aludió a la problemática actual de la universidad pública por su situación crítica por la falta de apoyos institucionales, indicando además la confusión que se está generando por la falta de consenso político. En este sentido «quien lo paga y sufre es el alumno que no recibe la calidad educativa que todos desearíamos». Por otro lado, desde la vertiente del Coaching, Luna indicó que «la potencialidad en el aula es realmente grande por el impacto que provoca en el alumnado, tanto en su mejora profesional como en sus competencias transversales€ es el futuro, pues conlleva transformación, innovación y calidad docente».

Por su parte, Carmen Pellicer Directora de la Fundación Trilema, mostró su visión sobre cómo mejorar nuestras escuelas y hacerlas crecer, y subrayó que «ningún alumno es imposible, solo se debe llegar a ellos de manera diferente». Pellicer, destacó también la búsqueda de herramientas para romper barreras y la monotonía, y apuntó al Coaching didáctico y evaluación del desempeño como un ingrediente de motivación.

El potencial de los docentes está abierto a practicar y a innovar, así el Coaching, permite dotar y enriquecer este proceso a través de la observación, la reflexión y la conversación. «En la escuela lo importante es el impacto sobre la mente y el corazón de los alumnos", afirmó la directora de la Fundación Trilema.

En el debate final, se puso en valor la sensibilización de todos los implicados en el proceso de aprendizaje, padres, docentes y el propio alumno. Asistentes y ponentes, destacaron el papel de los padres y su implicación como clave para potenciar las emociones de los niños, ya que los profesores, uno a uno llegan a agotarse.

Compartir el artículo

stats