Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Camino de Santiago a bordo de un coche de época

Una de las aficiones de Juan Cámara, cuyo padre trabajaba en una firma auxiliar del automóvil, son los coches antiguos. Tan es así que en 2009 compró a un inglés un Triunph TR3, un deportivo de 1959 cuyo anterior propietario lo había adquirido en California. La poca velocidad a la que circula, la necesidad de hacerlo por carreteras secundarias y los efluvios de la naturaleza que se sienten con toda su intensidad al ser descapotable, son argumentos para que el empresario «lo saque de vez en cuando para despejarme». Hace dos veranos, participó con él en una ruta de coches antiguos que recorrió una parte sustancial del Camino Jacobeo, en concreto, salió de Roncesvalles y llegó a Santiago de Compostela. El año pasado el viaje fue más próximo. A Matarraña, una ruta en la confluencia de las provincias de Castelló, Teruel y Tarragona. Esta es uno de los «hobbys» de un empresario que gusta de los almuerzos con los amigos, que en los aviones lee libros de evasión y que no es devoto del cine.

Compartir el artículo

stats