Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Innovación y empresas

Valencia lidera la revolución del riego

La firma Vivansa desarrolla un sistema que permite ahorrar hasta un cuarenta y cinco por ciento de agua en el cuidado del césped

La empresa valenciana Vivansa Medio Ambiente ha desarrollado un sistema revolucionario que trata el agua como si fuera oro para sacar el máximo provecho de hasta la última gota. Bajo la premisa de que todo el caudal que se utiliza para regar jardines cuesta dinero, la firma instala sistemas de riego inteligentes que utilizan sensores de alta precisión que miden la humedad de la tierra. La instalación permite ahorrar hasta un 45 % en la factura y ya la están utilizando dos campos de golf de la Comunitat Valencia, una gran empresa que ha ahorrado 2,5 millones de litros desde agosto y particulares que tienen pequeños jardines. José Vanacloig, gerente de Vivansa Medio Ambiente, explicó que el coste medio del sistema es de entre 700 y 2.000 euros y que se amortiza en 18 meses.

Vivansa tienen más de veinte años de experiencia en jardinería. «El problema del riego es determinar qué cantidad exacta necesita un terreno. Nosotros hemos invertido para saber cómo se hace y hemos desarrollado un sistema único. Concebimos el suelo como un gran depósito de agua. Según su estructura, composición y las condiciones climáticas es capaz en mayor o menor medida de retener el agua que se pone a disposición de la planta, se evapora o se drena», apuntó José Vanacloig.

El responsable de la firma valenciana insiste en que el sistema tradicional de riego automático con aspersores «es muy cómodo, pero consume una barbaridad de agua». Para acabar con el derroche, Vivansa coloca sensores de humedad en la tierra que cada diez minutos envían a un ordenador los datos exactos de la situación del suelo. «El sistema es capaz de determinar la capacidad máxima de retención de agua del suelo y el punto de stress. Con estas dos variables establecemos los puntos de arranque y parada del riesgo. El programa actúa sobre las electroválvulas y electrobombas», añadió.

La aplicación informática que gestiona el sistema de riego inteligente informa al usuario en su teléfono móvil o tableta del ahorro en metros cúbico y euros que va obteniendo. «El ahorro medio es del treinta por ciento con un cálculo conservador. En algunas instalaciones hemos ahorrado hasta un cuarenta y cinco por ciento porque estaban mal montadas», indicó el responsable de Vivansa.

Grandes ahorros

La empresa ha instalado su sistema a particulares, comunidades de vecinos, un campo de golf en Valencia y otro en Alicante, y a la UTE Los Hornillos (encargada de reciclar la basura de Valencia). «En Los Hornillos tienen 16.000 metros cuadrados de praderas que gestionamos con cinco sensores de humedad. Hemos ahorrado dos millones y medio de litros desde agosto hasta ahora», aseguró.

El proyecto de Vivansa ha recibido el reconocimiento de Aguas de Valencia a través de su aceleradora H2O Challenge. Aguas de Valencia seleccionó nueve proyectos internacionales de gestión del suministro y el de Vivensa fue el único español. La firma ha participado esta semana en un programa de aceleración con las otras ocho seleccionadas.

Compartir el artículo

stats