Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Sociedades Limitadas, clave de la mujer empresaria

Entre el 10 y el 15 % de las sociedades mercantiles que se fundaron entre 1886 y 1936 tenía al menos una socia fundadora

Manifestación por los derechos de la mujer en el siglo XIX.

Manifestación por los derechos de la mujer en el siglo XIX.

En 1886 Josefa Martina Otaegui, una joven soltera de San Sebastián, se aventuró a abrir su propio negocio: la chocolatería artesana Pastelería Otaegui. Tras casarse con un maestro en el oficio, se trasladó a Elizondo (Navarra) y allí fundó con marido, sin perder su papel activo como dueña, la Pastelería Malkorra. Hoy, ambos negocios siguen abiertos y son regentados con éxito por mujeres descendientes de Otaegui, una de las pioneras a las que la implantación de la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) en España.

Entre el 10% y el 15% de las sociedades mercantiles que se fundaron entre 1886 y 1936 tiene al menos una socia fundadora. Es una de las revelaciones del estudio sobre el impacto de las SRL (más conocidas como sociedades limitadas) en España y Europa entre los años 1886 y 1936, dirigido por Susana Martínez Rodríguez, investigadora del departamento de Economía Aplicada de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Murcia que ha colaborado con Yale (EE UU).

Según Martínez, «la SRL catapultó a la mujer como empresaria. Hay más mujeres a medida que nos acercamos al presente y también si estamos en provincias donde el régimen hereditario es igualitario; es decir, cuando todos los hijos tienen acceso a una parte más o menos igual de la herencia con independencia de su sexo», según recoge la agencia SNIC.

«Además, en España, como en otros países por la comunidad de bienes, cada uno de los esposos es dueño al 50 % de todo lo adquirido durante la duración del matrimonio, añade la investigadora de la UMU. Por este motivo, sumado a la esperanza de vida, ya que las mujeres son más longevas, la «viuda de» era una figura fundamental en los negocios. Pero también había casadas con permiso de su marido, y solteras, aunque en menor proporción», relata Martínez.

Para la investigadora, la conclusión fundamental del estudio es «que acredita el papel determinante que ha jugado esta figura mercantil en la actual composición del tejido empresarial nacional y, por ende, en la creación de riqueza en España. La sociedad de responsabilidad limitada se popularizó entre las empresas porque evitaba poner en riesgo el capital familiar, por lo que fue una figura clave para el desarrollo económico». Los analistas quieren iniciar un proyecto de investigación más ambicioso para ofrecer recomendaciones legislativas.

Compartir el artículo

stats