Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión se dobla en un año con 126 millones de euros

Fondos, cadenas nacionales y grupos locales apuestan por València por la alta rentabilidad y las trabas a nuevas aperturas en la ciudad de Barcelona

La inversión hotelera se ha doblado en Valencia en el último año y ha superado a provincas históricamente turísticas como Alicante. Los fondos de inversión, dos grupos hoteleros valencianos y una cadena nacional han impulsado con fuerza el sector por el tirón del turismo. El año pasado se realizaron catorce operaciones en la provincia de Valencia por un importe de 126 millones de euros. Los analistas prevén que el ritmo inversor se va a mantener este año.

Los grupos valencianos Casual Hoteles y Myr, la cadena nacional One Shot Hotel y la sociedad de inversión cotizada en bolsa (socimi) Foncière de Murs han copado las operaciones. Luis Fernández, responsable del grupo valenciano Sweet Hoteles, aseguró que la causa principal del aumento de la inversión es la moratoria hotelera en Barcelona. «Muchos grandes inversores y cadenas están viendo a València porque no pueden entrar en Barcelona. Además, la rentabilidad en València sigue siendo muy alta», advirtió Fernández.

La rentabildad hotelera ha crecido en València siete veces más que en el resto de Europa. Según se desprende del último Análisis del Sector Hotelero Español presentado por la consultura Magma HC en colaboración con STR, el ingreso por habitación disponible aumentó en València un 15,2 % frente al 2,1 % de la media europea. Además, los hoteles valencianos lideran en España el incremento de la subida de los precios con un 15 %, según datos del último estudio de Trivago.

Juan Mafé, CEO de Ruzafa Real State y de Soho Hotel, insistió en que València ofrece grandes posibilidades a los inversores. «València es una ciudad perfecta para el turismo porque combina patrimonio cultural con sol y playa. Los inversores se han dado cuenta de que ofrece una gran rentabilidad y se están lanzando a comprar», subrayó Mafé.

La última gran operación en Valencia la acometió la socimi francesa Foncière des Murs a finales de diciembre con la compra a la inmobiliaria Merlin Propiertis de los hoteles Tryp Oceànic, Tryp Almussafes y Holiday Inn València. Merlin obtuvo los hoteles tras adquirir en 2015 a Sacyr su filial patrimonialista Testa y la integración de los activos de Metrovacesa en septiembre. Sin embargo, no eran activos atractivos para la compañía y en diciembre encontró la oportunidad para desinvertir. Los tres hoteles de Valencia suman 430 habitaciones.

La cadena One Shot Hoteles, que explota el Reina Victoria, está a punto de abrir su tercer establecimiento en València. El hotel dispondrá de 16 habitaciones y está ubicado en la calle Músico Peydró número11, a cien metros de la plaza de la Merced y junto a la plaza del Ayuntamiento.

Fidel Molina, cofundador de la cadena Myr, lamentó que el gran problema que se están encontrando es la competencia desleal de «los apartamentos ilegales» ante la pasividad de la Administración. «Este tipo de apartamentos destruye la marca València y está generando grandes problemas de convivencia con los vecinos», señaló Molina.

Compartir el artículo

stats