Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alibaba puede volver a cotizar en casa

Alibaba puede volver a cotizar en casa

Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico que debutó en la Bolsa de Nueva York en 2014, busca un segundo salto al parqué en la Bolsa de Hong Kong, donde podría levantar unos 20.000 millones $ (17.880 millones ?), lo que supondría la mayor colocación de acciones ya cotizadas de los últimos siete años y la sexta mayor transacción en toda la historia.

Según Reuters, Alibaba está trabajando con asesores financieros en la potencial oferta y aspira a presentar una solicitud de forma confidencial en Hong Kong durante la segunda mitad de 2019.

De este modo, el gigante chino del comercio electrónico podría contar con una reserva de fondos para seguir invirtiendo en tecnología en un momento en que el crecimiento económico flaquea en el contexto de las crecientes tensiones comerciales entre China y EE UU.

De hecho, aunque asesores y otras personas próximas descartaron que la operación pueda estar motivada por la guerra comercial, algunos analistas observaron que el contexto y la geografía no podían ser ignorados. «Para las empresas chinas que cotizan en EE UU hay que preparar un plan de contingencia», dijo Hao Hong, jefe de análisis de la casa de valores BOCOM International. «Dado que la mayoría de los inversores de Alibaba están en Asia, tiene sentido acercarse a su base y dar a los inversores la opción de operar en la misma zona horaria», añadió.

El pasado mayo, el fabricante de chino de microprocesadores SMIC también anunció sus planes de retirar sus acciones de la Bolsa de Nueva York con la idea de centrarse en su cotización en Hong Kong. Desde su salida a bolsa en EE UU en 2014, cuando la compañía levantó 25.000 millones $ (22.350 millones ?), Alibaba casi ha duplicado su tamaño para convertirse en la mayor empresa cotizada china, con una capitalización bursátil de unos 400.000 millones $ (357.600 millones ?).

Durante mayo, la guerra comercial entre China y Estados Unidos ha monopolizado la atención de los inversores y causado estragos en los mercados de todo el mundo. Tras el veto de Trump a Huawei, sus efectos se han dejado notar especialmente en el sector tecnológico. Así, este sector a se deja un 6,26% durante mayo en el Stoxx600 Europa, mientras que el Nasdaq retrocede un 6,77% en el mismo período. Estas renuncias anunciadas de emisores llegan en un momento sensible para los mercados americanos en el que se ha amenazado a los inversores con una mayor tributación

Uno de los objetivos estratégicos del gobierno de Pekín es consolidar sus plazas financieras domésticas. Y para conseguirlo nada mejor que el regreso de su hijo pródigo con su buque insignia.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats