Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una 'broker' entre camiones

La consejera de Muelles y Ballestas Hispano Alemanas consolida la expansión internacional de la empresa y su proceso de diversificación

Cristina Ruiz Dealbert, copropietaria de MBHA

En las empresas familiares hay que perder el miedo a situaciones imprevistas y tomar decisiones vitales cuando toca. Así lo pensó hace dos décadas la economista valenciana Cristina Ruiz Dealbert, quien residía a 10.000 kilómetros de distancia de su casa felizmente trabajando como analista financiera en una consultora de Hong Kong. Un día sonó el teléfono para comunicarle que su padre había fallecido. No lo dudó. A los 25 años de edad abandonó sus tareas en aquella gigantesca plaza capitalista del sudeste asiático para tomar las riendas de la empresa familiar. «Mi vida cambió. Entonces tenía otros planes profesionales», cuenta la ejecutiva desde su actual puesto de mando en Muelles y Ballestas Hispano Alemanas (MBHA), donde es consejera y directora de estrategia, administración y finanzas.

Esta mercantil de Vila-real es proveedora de los principales fabricantes del mundo de la automoción y en especial de camiones ligeros y pesados. Antes de desembarcar en esta industria, Cristina Ruiz acumuló amplia experiencia en el mercado de capitales. Estudió el grado en Administración de Empresas Europeas en la Universidad Pontificia Comillas Icade-Icai: dos años en Alemania y dos en Madrid. Adquirió experiencia trabajando en el Banco Exterior de España en Francfort y en AB Asesores, en València, realizando prácticas en mercados de renta variable y obteniendo experiencia sobre el funcionamiento de los mercados bursátiles y atención al cliente minoritario. En 1996 fue analista en Tempest Consultants en Londres. Allí realizó informes sobre gestoras de fondos en Reino Unido, Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Por eso, en 1998 creó y dirigió la sede de Tempest Consultans Ltd. en Hong Kong, China, realizando el primer informe Reuters Ranking cualitativo de gestoras de fondos en mercados de capitales asiáticos. Allí descubrió los entresijos y el funcionamiento de las principales empresas cotizadas de Asia. Aún recuerda lo que es madrugar y trabajar a destajo en una ciudad tan inmensa y plagada de grandes negocios. Como a Pitágoras, le gustan «mucho los números», confiesa. «Volví al pueblo. El contraste que noté cuando llegué a València y me puse a trabajar en la planta de producción de componentes para camiones era grande porque no tenía nada que ver con el trabajo que dejé atrás», reconoce Cristina Ruiz.

Esta fábrica auxiliar de la automoción apuesta por los nuevos materiales y participa en le proyecto del tren del futuro

decoration

MBHA fue fundada por su padre, Manuel Ruiz Olmos, en 1963, junto con un socio de Carrocerías Gozalbo y una multinacional germana que entró en el capital social de la mercantil. En sus primeros tiempos siempre tuvo la participación accionarial de algún socio extranjero del ámbito de la automoción: alemanes, japoneses, norteamericanos... Pero desde el año 2006 la firma ya es 100 % de los Ruiz Dealbert. Desde entonces no ha dejado de crecer. Muelles y Ballestas Hispano Alemanas es líder en sistemas de suspensión en vehículos pesados en Europa y cuenta con cuatro centros de producción, dos en Vila-real, uno en Turquía (desde 2014) y otro en la modalidad de joint-venture en Portugal. Cuenta con más de 250 empleados y una cifra de facturación de 85 millones de euros. Junto con su hermano Miguel, consejero delegado, Cristina Ruiz maneja las riendas de la sociedad. Quienes la conocen destacan su compromiso con la empresa, capacidad de liderazgo y decidida apuesta por las inversiones en I+D+i además de un espíritu emprendedor. Fue la encargada de realizar la internacionalización de la compañía con el establecimiento de la citada planta productiva en Turquía. Entre otros méritos eso le ha permitido ganar la fase territorial del Premio Mujer Empresaria CaixaBank 2020 en la Comunitat Valenciana. La ejecutiva valenciana se siente orgullosa de los galardones recibidos en estos últimos años. El Grupo Volkswagen le otorgó el premio a la mejor proveedora mundial en la sección de innovación y fiabilidad empresarial. También fue finalista en los Daimler Supplier Award del grupo Mercedes-Benz. Considera que este reconocimiento de CaixaBank «contribuye a proporcionar visibilidad a la mujer profesional en el sector de la automoción, un mundo todavía eminentemente masculinizado».

«La mayor parte de las mercancías que se desplazan en un país viajan en camión», resalta la ejecutiva en defensa del vehículo pesado. MBHA ha desarrollado un nuevo concepto de ballestas fabricadas en material compuesto que combina el uso de distintas fibras y de resina logrando reducir el peso de estas piezas hasta en un 67% y, por tanto, el peso total de los vehículos de gran tonelaje. El efecto de esta reducción tan considerable de peso se plasma en un ahorro de combustible y un incremento de la capacidad de carga. Son las ballestas de plástico 'made in Vila-real’ que conquistan a los fabricantes de camiones

Se sube al tren supersónico

«La crisis por la covid-19 no nos ha pasado factura en exceso», explica la copropietaria de MBHA. Resalta que, a diferencia del mercado de los automóviles, los camiones mantienen las ventas, con lo que los proveedores sufren menos. Además, el 95 % de su negocio se destina a la exportación, sobre todo a países del viejo continente, donde se concentran las principales fábricas de camiones del mundo: Mercedes, Volvo-Renault, Scania-Man (del Grupo Volkswagen), Iveco o DAF. Más allá de la fabricación de componentes para vehículos pesados, Cristina Ruiz se ilusiona con otras ideas de futuro. MBHA participa en el lanzamiento del Hyperloop español, el tren superveloz suspendido sobre un campo magnético capaz de superar los 1.000 kilómetros por hora y que ha impulsado la compañía valenciana Zeleros Hyperloop. En esta iniciativa participan entre otros socios el presidente de Mercadona, Juan Roig, así como Red Eléctrica Española. MBHA desarrollará el fuselaje de este innovador tren. El presidente de Tesla, el visionario Elon Musk, es el impulsor mundial de este modo de transporte de viajeros.

Cristina Ruiz es madre de tres hijos. Ha jugado al baloncesto. Dentro de la labor social empresarial fomenta la colaboración con diversas ONG y bancos de alimentos. Y tiene otra afición para el tiempo libre: cultiva cítricos. La familia Ruiz Dealbert mantiene una explotación naranjera de cincuenta hectáreas de extensión ubicada en Benicàssim. Produce unos 700.000 kilogramos por temporada. «Son tiempos complicados porque hay mucha competencia exterior y hay que acertar con las variedades que cultivas», concluye.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats