Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gigante valenciano del cartón que conquista Europa

hinojosa vuelve a salir de compras. La empresa familiar de envases y embalajes superará los 500 millones de euros de facturación TRAS las adquisiciones en Francia y Portugal. El sector alimentario y la agricultura tiran de su negocio

RubénMartínez Hinojosa, actual presidente de  Grupo Hinojosa, es nieto del fundador.

RubénMartínez Hinojosa, actual presidente de Grupo Hinojosa, es nieto del fundador.

El empresario Rafael Hinojosa Sanchis (Xàtiva, 1912), nacido en una de las cunas del papel de Europa, donde esta materia prima se fabricaba en molinos con paja de arroz y grasa animal, tuvo que espabilarse muy pronto en aquellos orígenes del siglo XX porque con solo seis años de edad falleció su padre. Su tío paterno, sacerdote, José Hinojosa Daroca, doctor en Teología y canónigo de la Colegiata de la capital de la Costera, al margen de sus tareas pastorales, transmitió también algunos fundamentos contables a su sobrino para que siendo muy joven trabajara en el Banco de València . Pero pronto dejó las cuentas y otros trabajos para poner en marcha los cimientos de Rafael Hinojosa S.A. en 1947. Este setabense no soñaba que se iba a convertirse en un gigante del sector del papel y cartón del viejo continente con el paso del tiempo.

Tras pasar la guerra civil y trabajar como administrativo en una fábrica de toallas, en 1944, bajo la luz de un candil, Rafael Hinojosa y su mujer, Delfina Ventura, quienes tuvieron cuatro hijas, contemplaban una máquina para producir papel de estracilla y cartón ondulado en rollo, un artilugio innovador que compraron con mucho esfuerzo (500 pesetas que consiguió reunir) y que fue el origen de la compañía todavía de capital familiar. En aquellos tiempos, tal como relatan los autores del libro Rafael Hinojosa. Una apuesta por la innovación y el embalaje, editado por Esic, España producía menor energía eléctrica de la que necesitaba y los apagones paralizaban constantemente el proceso fabril iniciado por este visionario y emprendedor, hombre hecho a sí mismo, según reconocen sus paisanos.

Ahora sí que tiene más luz. Casi ochenta años después esta corporación empresarial emplea a 2.300 trabajadores, posee dieciséis plantas de producción en España y Portugal y alcanza una facturación de 418 millones de euros, cifra de negocio que superará los 500 millones a partir de este año tras sus últimas compras en Francia y Portugal. Rafael Hinojosa Sanchis, gran aficionado al fútbol, tenía palco propio en el Olímpic de Xàtiva, fue un visionario de las utilidades del cartón ondulado y su evolución hacia los embalajes, así como de las aplicaciones de las técnicas de serigrafía que permiten personalizar el producto de cada cliente en función de su necesidad.

Vio el poder del cartón ondulado desde la década de los setenta. Entonces era joven y no llegaba a imaginar que su apuesta por este material podría ser clave en la lucha contra el cambio climático y la sustitución del plástico. Uno de los artífices del despegue empresarial de este imperio de los envases y embalajes fue su mano derecha, Francisco Peris, director general, ajeno a la familia, quien propició el crecimiento de la mercantil durante la primera etapa. Ese puesto lo ocupa ahora el francés Eric Bacourt, que ha propiciado un despegue sin precedentes en los últimos diez años. «La innovación, especialización, orientación y estrecha relación con el cliente son los pilares sobre los que se sustenta este crecimiento», sostiene su actual máximo ejecutivo.

El grupo empresarial, con industrias papeleras propias, está participado por representantes de la tercera generación desde 2014. El presidente actual es Ruben Martínez Hinojosa (nieto) mientras que el citado ejecutivo francés es consejero delegado. También figuran en el órgano de gobierno de la sociedad patrimonial Ana Molina Hinojosa, Rafael Merino Hinojosa y Rafael Fraguas (consejero externo). Del conglomerado forman parte sociedades participadas como Blue Box Partner, Cartonajes Bernabéu, Cartonajes Ibi, Cartonajes Vegabaja, Compañía Ibérica de Paneles Sintéticos, Envases Rambleños, Hinojosa Packaing Cardedeu, Hinojosa Packaing, Onduflex, Papelera de l’ Alqueria, Papelera de Sarrià o Viscugraf, entre otras.

Este imperio del cartón ya tiene 6.500 clientes, consume 763 millones de metros cuadrados de cartón, 200.400 de papel y 3.400 de cartón-plástico cada año. El 44 % de sus clientes son del ámbito de la alimentación, un 20 %, de la agricultura y un 10 %, del cerámico. Además, es una de las contadas empresas de España que ha comenzado a utilizar megacamiones, lo que aporta un incremento sustancial de la capacidad de transporte . Mientras un vehículo de uso rutinario puede transportar 24 toneladas, gracias a estos gigantes de la carretera, que ayuda a reducir las emisiones de CO2 y costes de transporte, la planta recibe hasta 38 toneladas diarias de papel.

En continua expansión

Hinojosa parece no tener límites. «En estos momentos pretendemos asentar las recientes incorporaciones a nuestro grupo. En 2020 incorporamos la portuguesa Graphicsleader y Galería Gráfica, empresas especializadas en envases ‘premium’ y con técnicas de alto valor añadido. Si aparecen nuevas oportunidades, las estudiaremos», explica Eric Bacourt desde su cuartel general. Si a finales de 2020 cerró un acuerdo de compra de la citada Galería Gráfica, dedicada a la fabricación de estuches de alto valor añadido y con elevadas especificaciones técnicas, recientemente ha adquirido la firma francesa Allard Emballages. Esta fábrica y comercializadora de papel y embalajes de cartón ondulado, que facturó 83 millones de euros y emplea a 400 personas, permitirá al grupo valenciano tener presencia ya en tres países. Tras esas operaciones Hinojosa pasa a estar integrada por casi veinte fábricas y una plantilla de más de 2.300 empleados. Vende sobre todo en España, Marruecos, Francia y países latinoamericanos.

Su proyección internacional se ve reforzada por ser parte de Blue Box Partners, alianza europea formada por cuatro empresas familiares líderes en el ámbito de embalaje en sus respectivos países y que tienen más de 8.000 empleados. Hasta 2019, el porcentaje de comercio exterior era limitado, en torno al 5%. «El principal motivo por el que esta cifra resulta baja es que las cajas son un producto que viaja mal, tanto por costes como por la necesidad de que el servicio esté cercano al cliente. Por eso debemos tener plantas cercanas a nuestros clientes», afirma el responsable de la sociedad en busca de reducción de costes logísticos. En estos tiempos de cambio climático, el dirigente de Grupo Hinojosa destaca que los envases de la compañía son sostenibles porque tienen como materia prima principal el cartón. «El papel que utilizamos es de origen reciclado. Por otro lado, para dar respuesta a las necesidades de la industria, sobre todo de la alimentación, llevamos varios años innovando para lanzar alternativas sostenibles de envases primarios; es decir los que están en contacto directo con los alimentos, donde el plástico de un solo uso se elimina o se reduce de forma considerable», explica.

¿Cómo impactará la covid-19 a la empresa? «Además de ser una industria esencial seguimos bien posicionados en alimentación y agricultura, que son dos sectores económicos en los que la pandemia afecta menos », concluye su máximo ejecutivo.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats