Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El decorador de grandes estadios

Molcaworld, empresa valenciana especialista en el lavado de cara de campos de fútbol y sus interiores, da el salto internacional. el coronavirus no la detiene

En la imagen de la izquierda, palco ‘vip’ del Victory Arena, de Arabia Saudí, diseñado por la empresa valenciana.

En la imagen de la izquierda, palco ‘vip’ del Victory Arena, de Arabia Saudí, diseñado por la empresa valenciana.

Aunque estemos en tiempos de pandemia y sin público en las gradas de los estadios de fútbol, algunas empresas vinculadas al deporte del balón siguen rodando. Así lo entiende Fran Carrasco Senent (Vilamarxant, 1973) y su compañía, MolcaWorld, que trabaja de lleno en el cambio de imagen del Estadio Azteca de México DF, ante el Mundial de 2026, y el año pasado remodelaba el Victory Arena, de Arabia Saudí. Estos ambicioso encargos llegan al emprendedor valenciano después de que Molcaworld también haya firmado un contrato con Grupo Punto para abrir mercados en Argentina, Uruguay y Paraguay, tres países que aspiran a albergar el Mundial de Fútbol de 2030 junto a Chile. Sin duda, el coronavirus no detiene la expansión de esta mercantil tan singular.

La innovadora firma valenciana, especializada en proyectos de creatividad, fabricación y comunicación visual para marcas y entidades deportivas, se lanza de lleno al negocio internacional tras consolidarse en España, donde fue pionera en el sector con el lavado de cara del viejo Mestalla. En este estadio implantó con éxito, en 2014, una remodelación que sirvió de ejemplo para atraer a más clubes en España. La asistencia a Mestalla creció un 17% en la temporada 2014-2015 respecto a la anterior. El cambio de imagen del Valencia CF le permitió desarrollar encargos para otros clubes de España, Italia y Latinoamérica. Y Estados Unidos.

MolcaWord arrancaba su actividad hace algo más de dos décadas. La carrera profesional de Carrasco está marcada por su perfil comercial y de negocios, así como por la creación y gestión de empresas innovadoras. Tiene experiencia en el ámbito de la distribución y de la alimentación. Trabajó en Pepsico-Matutano, donde, además de la tarea comercial, aprendió el posicionamiento de la marca.

Carrasco, en el Estadio Azteca, México, cuya remodelación prepara

Creación de la empresa

En marzo de 1998, junto con su padre y una decena de trabajadores, decidió comenzar la aventura profesional con una empresa de moldeo de plásticos y difusores de iluminación. Entonces surgió la oportunidad de empezar a implementar nuevas identidades corporativas para carteles en puntos de venta de grandes compañías de alimentación y bebidas, como Coca-Cola, Heineken o Nestlé, entre otras conocidas enseñas.

Ser proveedor de Coca-Cola abrió puertas a MolcaWorld en recintos deportivos donde la multinacional era patrocinadora. «Hasta ese momento, en la mayoría de clubes se hacía un trabajo de simple rotulación pero la entrada de MolcaWorld permitió a Coca-Cola crear una identidad de marca en nuevos espacios y que era más atractiva y visible. «El público que acudía a los estadios empezó a comprar más bebidas. Lo constatan los estudios sobre retornos de inversión (ROI, por su terminología en inglés), que revelan que hay incrementos de hasta el 1.500 % de las ventas de los productos si se ordena y mejora la publicidad en los estadios», explica Fran Carrasco.

Tal como afirma uno de sus colaboradores, el exfutbolista Amadeo Carboni, esta innovadora empresa intenta hacer que el fútbol sea más grande. El Sánchez Pizjuán también pasó por las manos de la mercantil con cuartel general en el Camp de Túria, con un cambio que incluyó tanto la fachada como zonas interiores, lo que llevó a esta compañía a realizar proyectos en La Rosaleda de Málaga, Benito Villamarín (Betis), Balaídos (Celta), Ciutat de València, El Alcoraz de Huesca, El Sadar (Osasuna), Son Moix (Mallorca), Montilivi (Girona) o el RCDE Stadium (Espanyol), entre otros. También ha actuado en campos de nueva construcción, como el Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, que reclamaron la participación de MolcaWorld para diseñar los vestuarios, pasillos, el túnel de salida al terreno de juego o los soportes publicitarios.

Carrasco asegura que «afronta el desafío de hacer rentables los estadios de fútbol». El trabajo de MolcaWorld abarca desde la comunicación visual hasta la fabricación de elementos decorativos. Además, favorece que los patrocinadores de los equipos inviertan más, con lo que aumentan los ingresos de los clubes de fútbol. «Los equipos que han renovado la imagen de sus estadios con MolcaWorld han incrementado su base de abonados hasta un 30%», explica el director general de la firma de capital familiar.

El decorador de grandes estadios

Innovaciones

Construir un estadio nuevo, de los grandes, supone una inversión mínima de 150 millones de euros. Con solo 15 millones, es decir un 10%, este decorador de templos del deporte de masas garantiza que se puede revitalizar y disparar la rentabilidad de los recintos; algunos todavía muy fríos, obsoletos y con demasiado hormigón a la vista.

¿Cómo? Diseña vestuarios, decora gradas, transforma palcos, proyecta salas acristaladas para ver la salida de los jugadores al terreno de juego, remodela zonas vip, instala espacios de networking para empresas y eventos. Cambia colores, letreros y materiales. «Las visitas o tours a los estadios también generan cada vez más ingresos a los clubes. Hay que hacer sentir a la gente que acude a visitar un estadio lo mismo que sienten los jugadores cuando entran al vestuario y salen al terreno de juego», apunta Carrasco.

«Buscamos activos que hagan que todas las inversiones que acometemos con esos cambios de imagen sean rentables. Por tanto, ayudamos al fútbol a ser económicamente más sostenible. Todo lo que diseñamos está enfocado en una visión de negocio. Los clubes consiguen más abonados y ponemos en valor sus instalaciones tanto el día del partido como durante otros eventos», explica Carrasco, recién llegado de Vigo.

El área deportiva no es la única de MolcaWorld, cuya facturación actual es de 3,5 millones de euros y emplea a unos 30 trabajadores. También aplica estratregias semejantes de éxito en los estadios en empresas. Es el caso de Coca-Cola, Dacsa, Power Electronics, Consum o Mercadona, que confían en los servicios de MolcaWorld. «Creamos espacios para que los trabajadores se sientan muy involucrados y motivados en su labor profesional. Y eso se traduce en una mejora de la rentabilidad para las empresas», concluye Carrasco.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats