Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BEATRIZ JACOSTE | directora de KmZero Food Innovation Hub

La diplomática que diseña la alimentación del futuro

Beatriz Jacoste, en 
la sede de KmZero | F. Calabuig

Beatriz Jacoste, en la sede de KmZero | F. Calabuig

La joven recién graduada en estudios diplomáticos Beatriz Jacoste Lozano (Madrid, 1992) trabajaba en Berlín hace algo más de un lustro en el Institute for Cultural Diplomacy cuando descubrió su verdadera pasión: el futuro de la alimentación. Entonces participaba en una experiencia de voluntariado en barrios periféricos de la capital germana donde transmitía a niños inmigrantes, sobre todo procedentes de familias de Turquía, nociones básicas de gastronomía a través de un autobús-cocina itinerante. Estas enseñanzas ayudaban al proceso de acogimiento de esta población extranjera asentada en Alemania. «Las enseñanzas en alimentación eran un elemento de integración», explica la recién nombrada directora de KmZero Food Innovation Hub.

Esta singular empresa, con cuartel general en Aldaia, fue puesta en marcha hace tres años por Grupo Martínez, el ‘carnicero de Mercadona’, a través de Embutidos Martínez; también propietario de compañías agroalimentarias como Platos Tradicionales, Cinco Tenedores y La Pila Food. El máximo ejecutivo de KmZero es Raúl Martín, que cuenta con una decena de trabajadores, «de los que un 70 % somos mujeres», destaca Beatriz Jacoste.

Desde KmZero promueven sinergias entre empresas y startups para «diseñar» el futuro del sector. Ella lleva años viajando alrededor del mundo -dice que ha recorrido unos treinta países y los idiomas no son una barrera (habla inglés, alemán e italiano)- para conocer a investigadores del ámbito universitario, de la industria alimentaria y también de los fogones. «El sistema alimentario actual se está transformando a marchas forzadas y hay que detectar retos y oportunidades», sostiene la directiva en estos tiempos de pandemia, de escasos viajes y de muchos encuentros telemáticos .

Graduada en Relaciones Internacionales por la Universidad Europea de Madrid y Máster en Food Innovation por la Universidad de Módena (Italia), Beatriz Jacoste dirige ahora este think tank o laboratorio de ideas «que pretende convertirse en referencia internacional del sector de las foodtech», puntualiza.

La innovación figura en su ADN. Se entusiasma al hablar de iniciativas dedicadas a generar productos y soluciones que den respuesta a los principales desafíos mundiales como el desperdicio alimentario, la reducción del plástico o la búsqueda de proteínas alternativas con menor impacto ambiental.

Desde Italia, donde trabajó en el Future Food Institute entre 2015 y 2018, viajó a grandes ciudades de Europa, Asia y América. «Recorrimos, con expertos de diversas nacionalidades, ciudades avanzadas en alimentación como Amsterdam, Toronto, Singapur, Nueva York, San Francisco… Incluso València», apunta Beatriz Jacoste al subrayar el auge de la economía agroalimentario valenciana, de sus productores, industrias transformadoras, firmas de distribución comercial, así como de su ámbito investigador a través de organismos como el instituto tecnológico Ainia.

¿Comeremos mejor?

Comeremos y beberemos diferente en el futuro. ¿Pero mejor? «No habrá tanta diferencia», explica Beatriz Jacoste. En su opinión, «la base de la comida del futuro está en el sabor. Debemos avanzar hacia una alimentación saludable y sostenible. La nutrición será más personalizada, pero para ello debemos entender individualmente qué necesidades tenemos. Sobre todo, el sector tiene que trabajar para lograr un objetivo esencial: que los alimentos sean accesibles para todos», apunta la experta. Dice que cada uno puede comer lo que quiera, «pero que sea más sostenible, saludable y accesible».

Pese a moverse tanto, Beatriz Jacoste también ha sido profesora de baile. Es su hobby. Piensa que ahora es tiempo de asentar conocimientos y desarrollar iniciativas empresariales desde la cuna de KmZero Food Innovation Hub. Por eso sigue muy de cerca las startups impulsadas desde esta plataforma.

Es el caso de Trillions, firma valenciana que nació como Insectfit y elabora suplementos nutricionales como barritas proteicas elaboradas con harinas de insectos. En el ámbito alimentario también destacan Koroko (huevos de sabores), Bio Flytech (granja de insectos para alimentación animal) y Aldous Bio(alimentos ecológicos). Y, entre las tecnológicas, Lumensia (teledetección de patógenos y alérgenos) o Trazable (plataforma que identifica la trayectoria de un alimento desde su origen hasta el consumidor).

La directora de la plataforma de innovación se siente orgullosa de que KMZero haya apoyado a más de cincuenta empresas a salir al mercado. «Todavía existen muchos retos que conseguir», concluye.

Compartir el artículo

stats