30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fondos devoran los hoteles

Las ayudas del gobierno son insuficientes para algunas compañías hoteleras que han puesto el cartel de se vende tras un año desastroso por la covid

Los fondos devoran los hoteles

Los fondos devoran los hoteles Miguel Ángel Montesinos

El sector hotelero ha sido uno de los grandes afectados por la crisis de la covid-19 y los fondos de inversión se han lanzado a cazar las mejores oportunidades. El año pasado la inversión hotelera en la Comunitat Valenciana fue residual, pero los activos hoteleros están en el punto de mira de los grandes fondos. Las ayudas del Gobierno resultan insuficientes para algunos propietarios que no pueden afrontar el golpe que ha sufrido el turismo tras un verano de 2020 muy duro para el sector y una campaña de Semana Santa «desastrosa» con una ocupación media del 15 % en la Costa Blanca y Valencia. Estos factores provocan la necesidad de venta por parte de algunas compañías hoteleras valencianas. Las consultoras apuntan que en España hay 160 hoteles en venta y en València destacan activos como Expo Hotel (en Nuevo Centro) del grupo Selenta, que se ofrece por 35 millones de euros.

Los índices hoteleros, según subraya un informe de la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate, confirman el mal momento que atraviesa el sector. La ocupación en la Comunitat Valenciana cayó el año pasado un 63,9 % y a nivel nacional el ingreso medio diario por habitación disponible alcanzó los 31,4 euros (cifra muy lejana al umbral de rentabilidad). En este contexto, ha cambiado de forma radical el perfil de los compradores.

Los analistas de BNP Paribas apuntan que si durante el año 2019 sobresalió la gran actividad de inversión directa por parte de las cadenas hoteleras, ahora los protagonistas son los fondos de inversión, que copan más del 50 % de las operaciones. «Esto se debe al gran impacto de la covid-19 y a la necesidad de los empresarios hoteleros de recuperar su actividad normal antes de hacer frente a posibles expansiones», recoge el análisis de la consultora inmobiliaria. La mayoría de los inversores procede de fuera de España. El capital nacional se redujo el año pasado al entorno del 20%, lo que supone una bajada de más de la mitad en comparación con 2019.

La gestora de inversión Swiss Life fue una de las más activas con la compra de la cartera de hoteles de Elaia Investments. El fondo suizo adquirió dos hoteles en Mallorca (Icon Valparaíso y Vistamar), un hotel en Girona (Monterrey) y un complejo de apartamentos en Menorca (Eden Binibeca) con un valor de mercado de 50 millones de euros. También llama la atención, el capital aportado por el fondo andorrano Emin Capital en la compra del hotel Fomentor (Mallorca) por 105 millones de euros, en una de las transacciones más sonadas de los últimos años.

En la Comunitat Valenciana, el mercado ha estado muy parado a la espera de grandes operaciones en los próximos meses. Las compras de hoteles se quedaron en los 5,5 millones de euros en dos operaciones en Valencia y Alicante frente a los 303 millones de euros de 2019 en 18 transacciones. La última gran operación en la Comunitat Valenciana se cerró en primavera de 2019 cuando la firma Atom (una sociedad de inversión cotizada en bolsa -socimi- de Bankinter) compró a la compañía Colony Capital el edificio del hotel Meliá València por 45 millones de euros. Los expertos prevén una recuperación en el segundo semestre de este año al coincidir la necesidad de vender de algunos propietarios con el «apetito» de los inversores y la liquidez existente en el mercado.

En el conjunto de España, en 2020 se registró un volumen de inversión de 1.211 millones de euros, lo que supone un descenso del 25 % respecto al volumen de inversión directa de 2019, según precisa BNP Paribas. Si se analiza cuáles son los mayores focos de inversión a nivel nacional, destacan las transacciones en las Islas Baleares (que acaparan un 30% del volumen total con 368 millones ), y Madrid, Cataluña e Islas Canarias (con un 20% de cuota de mercado cada una y un volumen de más de 230 millones, respectivamente). Según los analistas, las operaciones en las Islas Canarias y Baleares confirman las previsiones de recuperación en el sector turístico vacacional para este 2021.

La reactivación en los desplazamientos y viajes de ocio, sumada a la extensa cartera de hoteles con capacidad de revalorización, hacen que los fondos nacionales e internacionales centren su atención en este tipo de activos para 2021. En los últimos meses, cinco potentes fondos de inversión (Azora, Millenium Hotels, RLH Properties y Grupo Platinium Estates) han decidido invertir cerca de 2.500 millones de euros en diferentes destinos vacacionales del país. Azora ha captado 700 millones de euros para invertir en hoteles del Mediterráneo. La firma compró en 2o19 cinco establecimientos hoteleros en Benidorm al grupo Med Playa y ahora planea multiplicar su inversión. La compañía busca tener una capacidad de inversión directa de más de 1.500 millones de euros. También la gestora británica Schroders trabaja en la compra de activos hoteleros en España con un fondo de 500 millones.

En el mercado hay oportunidades como el del establecimiento Expo Hotel. También hay otro edificio para uso hotelero con 100 habitaciones junto a la plaza del Ayuntamiento de València que se ofrece por 12,5 millones y otros establecimientos con un valor menor en la capital del Túria y Benidorm. Fuentes hoteleras advierten de que a pesar del colapso del sector los activos en venta no son una ganga ya que requieren inversiones importantes.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats