Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomando el relevo

Reafirmamos nuestro compromiso con la agricultura profesional y con el modelo de agricultura familiar

Este mes en la UPA hemos vivido unos días muy importantes para la Organización, tanto a nivel de la Comunitat Valenciana como a nivel nacional. Esta semana hemos celebrado el Congreso Nacional de la UPA en Madrid y podemos contar con nuevos compañeros y compañeras, algunos de ellos muy jóvenes como muestra del compromiso que tiene UPA con el relevo generacional. También hemos reafirmado nuestro compromiso con la agricultura profesional y con el modelo de agricultura familiar. Un modelo fundamental para el fomento y desarrollo de la agricultura en nuestro país, pero también por su dimensión social y de sostenibilidad del sector, siendo este modelo en nuestra opinión la piedra angular para luchar contra el despoblamiento del medio rural, y su potencial para frenar la desertización y lucha contra el cambio climático. Por otro lado, el 16 de abril celebramos nuestro Congreso de UPA de la Comunitat Valenciana, donde fui elegido secretario general. Cuento con un buen equipo de mujeres y hombres, y tenemos un buen proyecto en el que llevamos trabajando mucho tiempo, un proyecto potente e ilusionante que estamos convencidos que nos hará crecer como organización. Pero más que explicar el nuevo proyecto que vamos a desarrollar, quería dedicar estas breves líneas para hablar de cómo lo quiero hacer, que es ni más ni menos que como aprendí a hacerlo de Rafael Cervera, que se despidió en este congreso dando el relevo, dando un paso a un lado, no atrás. Rafa siempre ha sido y es un hombre generoso, entiende la política como un servicio al interés general y siempre tuvo la mano tendida, dispuesto a hablar y llegar a consensos. Supo ceder para sacar adelante un acuerdo antes que enrocarse en una posición de máximos, por mucho que esta fuera de interés para UPA. Una persona de pocos trajes, alejada de grandes despachos enmoquetados, estanterías llenas de premios y grandes cuadros con motivos agrarios. Accesible, con la puerta abierta para recibir hasta al último de los afiliados y buscar la solución a sus problemas, contestar a sus dudas o hacerle la PAC si era necesario. Rafa no es hombre de grandes discursos, es más de hacer que de hablar. Siempre mirando a lo lejos y sin perder en ningún momento de vista el modelo que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos defiende. Eso he aprendido de él, a trabajar desde la humildad por el sector agrario, y es lo que voy a hacer. Estoy convencido de que si hubiera más ‘Rafaeles Cervera’ el sector agrario y ganadero valenciano ahora estaría un poquito mejor.

Compartir el artículo

stats