Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ressy: la ‘Adidas’ valenciana renace

La tercera generación de la familia Borrás recupera la histórica marca de ropa deportiva tras desaparecer hace 30 años

Hilde Borrás, en el barrio de l’Olivereta de València, donde su abuelo fundó la empresa | G. Caballero

En tiempos de coronavirus también resurgen iniciativas empresariales. Ressy, una conocida marca de ropa deportiva para los baby boomers, vuelve al mercado después de treinta años de inactividad al recuperar la producción de las míticas camisetas con colores de la senyera que lucieron, por primera vez en la historia, los jugadores del València CF campeón de la Copa del Rey de 1979. Un tesoro que aún conservan como oro en paño cientos de aficionados del club de Mestalla para acordarse de aquellos tiempos. Ressy surge de la mano de la tercera generación de la familia fundadora de una mercantil cuya época dorada duró varias décadas al ser suministradora de prendas para clientes de toda España.

Esta enseña adquirió enorme popularidad al suministrar los uniformes del València CF entre 1978 y 1988. «¡Qué memorable fue el partido de Kempes luciendo aquel colorido uniforme en la final copera contra el Real Madrid en el estadio Vicente Calderón! Fue probablemente una de las camisetas más emblemáticas en la trayectoria del equipo de Mestalla». Así lo rememora Hilde Borrás Puga (València, 1978), nieta de los fundadores de un negocio que acabó en quiebra y extinción en el año 1991 .

La marca fue constituida en la capital del Túria por los hermanos Vicente y Francisco Borrás Blasco, trabajadores del sector textil y de la confección que emigraron a Colombia junto con su familia tras la Guerra Civil de España en busca de algún porvenir profesional. Aquellos empleados de industrias de curtidos decidieron trasladar experiencias en el citado país sudamericano a su ciudad natal. Y así fue. En el barrio de l’Olivereta, en otros tiempos cuna de ciertas actividades fabriles, la familia Borrás instaló una planta de producción de prendas deportivas y de distribución que llegó a emplear a medio centenar de trabajadores.

Ressy tuvo éxito como firma suministradora de prendas para colegios. También entre clubes de fútbol más allá del Valencia CF como el Mallorca, Castellón, Tenerife, Hércules y Osasuna. También llegó al fútbol sala, balonmano y baloncesto. Producía zapatillas, ropa de baño, toallas o mochilas. Comercializó chándales al estilo de los míticos de Adidas, con las tres rayitas. «Miles de jóvenes de la época vestían estas prendas de Ressy, cuyas ventas se dispararon tras el mundial de Argentina con los goles de Kempes», explica la actual titular de la enseña.

«La competencia de las multinacionales, la globalización económica, la deslocalización industrial y el ‘made in China’ que nos impedía competir llevaron a la crisis a la empresa familiar», lamenta Hilde Borrás. Justo 30 años después, la niña que creció junto a su abuelo, trae un sueño fruto de su ilusión. «No sólo fue una marca de equipación deportiva. Tuvo mucha aceptación entre los jóvenes como pionera en ropa urbana informal», destaca la heredera de Ressy.

Hilde Borrás, con estudios y experiencia en patronajes y sastrerías, decidió tomar el toro por los cuernos para recuperar la marca. Consiguió registrar la enseña a su nombre a finales de 2019 tras batallar por esta propiedad intelectual que la familia había perdido al cesar la actividad de la empresa . «La patente la seguían conservando hasta la fecha otras firmas. La tenía una empresa que no la quería soltar», comenta la diseñadora valenciana.

Hilde Borrás se ha inspirado en iniciativas llevadas a cabo por firmas de moda de Estados Unidos para relanzar la marca, aunque todavía dice que es pronto para hablar de grandes facturaciones e inversiones. «La moda un tanto retro, playera y colorista puede tener éxito», sostiene la propietaria de Ressy. Por el momento ha iniciado ya las primeras ventas a través de Internet como canal de negocio. En breve abrirá su primera tienda física en el centro de València, donde también instalará un showroom. Las camisetas de Ressy se fabrican en una planta de Albaida. Piensa en sacar una colección de ropa urbana y chándales. Además, para Navidades de 2021 lanzará una reedición de históricos uniformes del Valencia CF. «¡Treinta años después vamos a dar la vuelta al partido !», concluye Hilde Borrás.

Compartir el artículo

stats