Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gallinas sin jaula: La UE acorrala al sector avícola

Bruselas respalda la prohibición de las jaulas desde 2027. Las granjas reclaman ayudas porque acometen enormes inversiones

Gallinas en el establo de una explotación avícola. | EMV

Las granjas de cerdos, conejos o gallinas son las grandes afectadas por los planes que maneja la Comisión Europea para eliminar la crianza de animales en jaulas a partir de 2027. Así lo acaba de aprobar recientemente el Parlamento de la UE. La cámara legislativa ha dado su visto bueno a un mandato que obliga al Ejecutivo de Bruselas a redactar una nueva norma con vistas a regular el bienestar de la ganadería. Por eso, las empresas viven momentos de grandes incertidumbres y tienen las espadas en todo lo alto, sobre todo del ámbito avícola, porque deben acometer grandes planes de inversión y de reconversión de sus instalaciones para mantener la productividad y competitividad de su negocio. En Europa hay unos 300 millones de animales enjaulados y en España existe un sector muy atomizado aunque también aglutina grandes industrias líderes como el Grupo Guillén y Dagu-Ous Roig, en manos del fondo de inversión Cleon Capital.

Mientras las grandes empresas de la distribución aprietan a sus proveedores, la reproducción de animales encerrados en pequeños espacios tiene los días contados en la Unión Europea. El problema es que las firmas avícolas necesitan cambiar y eliminar las jaulas a marchas forzadas, pues estas todavía encierran al 78% del total de gallinas, según explican fuentes de Inprovo, cuyas empresas reclaman subvenciones y un aplazamiento de la entrada en vigor de la nueva norma. Advierten del riesgo que corren las exportaciones de huevos de España que no cumplan con la estricta legislación de producción.

Sea como fuere, grandes firmas de la distribución que operan en España como Mercadona, El Corte Inglés, Carrefour o Lidl, así como las regionales Consum y Masymas, ya solo venden huevos que provienen de gallinas criadas fuera de jaulas para acelerar su política de sostenibilidad. Los supermercados e hipermercados aseguran que se preocupan por el bienestar animal en «todos» los procesos de producción y apuestan por los huevos ecológicos y camperos.

Enrique Díaz Yubero, director de Inprovo. | EMV

Planes de Bruselas

La Comisión Europea prevé dar luz verde a la citada propuesta legislativa a finales de 2023 y gradualmente prohibirá la cría de ciertas especies en jaulas a partir de 2027. Afectará a las granjas de gallinas ponedoras, de conejos, las reproductoras de pollos de engorde, codornices, patos o gansos, entre otras especies.

Según el director de Inprovo, Enrique Díaz Yubero, la avicultura española es una de las más modernas y dinámicas de la UE y facturó en 2020 un total de 1.056 millones de euros en ventas para consumo, un 17,5% más que en 2019, lo que representa el 1,33% del valor del sector de la alimentación en nuestro país. España se ha consolidado como el cuarto productor de huevos de la UE, con 47,1 millones de gallinas ponedoras, genera unos 15.000 puestos de trabajo directo y en torno a los 60.000 empleos indirectos. En 2020 exportó más de 30.000 toneladas de huevos y ovoproductos a países terceros.

Díaz Yubero sostiene que la eliminación de las jaulas «debe acompañarse de medidas para ayudar a los productores a acometer las inversiones necesarias de cara a la reconversión de las granjas». Y afirma que es imprescindible garantizar que los mayores costes de producción se podrán repercutir en los precios de venta en origen, y que no habrá competencia desleal con huevos y ovoproductos de países terceros que no cumplen con las mismas exigencias del modelo europeo.

«Solo así podrá afrontarse el futuro con garantías de viabilidad y competitividad del sector», comenta el dirigente patronal de Inprovo. Los productores de huevo piden un «compromiso social» por el que los ciudadanos muestren que «están dispuestos a pagar» el previsible encarecimiento de ese producto básico en la cesta de la compra si finalmente la UE elimina la producción de huevos de gallinas en jaula.

Inversiones

La organización empresarial garantiza que desde hace una década el sector español ha acometido importantes inversiones para adaptar sus instalaciones a la norma «y en muchos casos todavía no se han amortizado», puntualiza. Eliminar jaulas para las gallinas ponedoras en España supone un coste estimado de 1.000 millones de euros, equivalente a la facturación de un ejercicio del sector.

«Un objetivo tan ambicioso solo se conseguirá contando con plazo suficiente para permitir una adaptación progresiva de las granjas y del mercado, acompañado de ayudas económicas. «Es imprescindible contar con una evaluación de impacto completa, basada en evidencias científicas y técnicas sólidas, que ayude a entender riesgos, costes y necesidades que implica la norma para el sector», explica Díaz Yubero.

La Comunitat Valenciana se consolidó a lo largo del año 2020 como una de las primeras regiones productoras de huevos en España, con más de 126 millones de docenas producidas. En total, uno de cada diez huevos que se consume en el país se produjo en esta autonomía, que queda por detrás de Castilla-La Mancha (25%), Castilla y León (16%) y Aragón (14%). Está por delante de Cataluña (9%), Andalucía (5%), Galicia (4%) y Extremadura (3%).

El territorio valenciano también aglutina uno de los mayores censos de gallinas ponedoras del país, con 4,7 millones de animales en 2020 y 77 granjas de producción. El sector avícola y sus actividades industriales generan alrededor de 5.000 puestos de trabajo.

Compartir el artículo

stats