Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La huella más ecológica

La empresa Panter fabrica calzado de seguridad con tejido procedente del reciclado de botellas de plástico

Empleadas de Panter clasificando las deportivas ecológicas. | Tony Sevilla

Diseño, protección y sostenibilidad. Esos son los tres conceptos que ha querido aunar la empresa Panter, con sede en el municipio alicantino de Callosa de Segura, en una línea de deportivas de seguridad fabricadas con tejido procedente del reciclado de botellas de plástico. Un producto innovador y respetuoso con el medio ambiente, fruto del trabajo de investigación de esta compañía, que también ha desarrollado un tratamiento antiviral y antibacteriano para sus calzados, el cual se ha mostrado muy efectivo contra el covid.

Fue Ramón Pajares Manresa quien fundó en 1979 Panter, una empresa que durante los primeros años se especializó en la fabricación de botas de agua para niños y niñas, y sandalias de goma para la playa. El salto cualitativo, con todo, lo dio en 1983, cuando con la elaboración de botas impermeables para uso industrial y agrícola, y la posterior introducción de la piel en los procesos productivos, se especializó en el calzado de seguridad, sector en el que continúa en estos momentos.

Rocío Pajares, hija del fundador, es la que dirige en la actualidad la compañía, junto a sus hermanos Ramón y Visen. No duda a la hora de señalar que la fabricación de calzado de seguridad «es una actividad muy apasionante, porque aporta mucha satisfacción saber que, con nuestros artículos, podemos evitar accidentes laborales cada día».

Para elaborar sus productos, la consejera delegada añade que unen la experiencia y conocimientos propios de la fabricación tradicional del calzado con la investigación científica en laboratorios. «Nuestra filosofía pasa por la búsqueda diaria de nuevos horizontes, materias primas, tecnologías, diseños y, en definitiva, nuevas soluciones para poner en el mercado un calzado que cuida de la salud y del bienestar de los trabajadores», destaca.

La consejera delegada de Panter subraya que toda esta filosofía va enfocada a ofrecer al usuario unas presiones plantares adecuadas que eviten la fatiga muscular, el riesgo de lesiones, el dolor lumbar y el impacto en las articulaciones, así como unas propiedades de resistencia frente a perforaciones, golpes, riesgos eléctricos, cargas electroestáticas, hidrocarburos, frío o calor extremos o resbalones.

El último lanzamiento de la empresa está relacionado directamente con la sostenibilidad, un concepto cada vez más presente en los procesos industriales y alineado con las exigencias de los consumidores. «Nuestra nueva gama eco -subraya Pajares- está concebida para contribuir a reducir el impacto ambiental. Se trata de unas deportivas de seguridad fabricadas con tejido procedente del reciclado de botellas de plástico elaboradas con tereftalato de polietileno (PET), con lo que les damos una segunda vida, impidiendo que se conviertan en residuos dañinos para el planeta». Gracias a los avances de la industria textil, actualmente se puede obtener hilo a partir de envases de plástico ya utilizados. Con este hilo se produce el tejido PET reciclado, que es el que Panter utiliza para sus deportivas. «Así, las distintas materias que incorpora nuestra gama eco son recicladas y reciclables, como cordones, plantillas, suelas, contrafuertes y forros, limitando las emisiones a la atmósfera. También todas nuestras cajas de cartón se obtienen 100% de papeles reciclados», señala Rocío Pajares.

La labor investigadora de la empresa, asimismo, le ha llevado a desarrollar un tratamiento antiviral y antibacteriano. Según la consejera delegada de Panter, la crisis sanitaria del covid ha propiciado que investiguen en tecnologías que puedan proteger a las personas de la contaminación vírica y microbiana, especialmente a aquellos trabajadores y trabajadoras de los sectores clínico, sanitario, alimentario y de limpieza profesional. «Fruto de ello hemos desarrollado el Panter Vibatech, el escudo antimicrobiano más potente del mercado y el único tratamiento antiviral para el calzado efectivo frente al covid. Aditivamos nuestros artículos con este tratamiento, acelerando la desaparición de virus y bacterias al 99% en tan solo seis horas. Está certificado en laboratorio y es efectivo durante toda la vida útil del calzado», asevera.

La compañía, que exporta a más de 50 países de Europa, Norte de África, Oriente Medio y Latinoamérica, no se ha visto afectada por la pandemia. «Hemos sido y somos un producto esencial porque hemos protegido los pies de los integrantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que han estado en primera línea cuidando de que el virus no se expandiese, y también de sectores como la alimentación o el transporte», concluye.

Compartir el artículo

stats