Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Desvincularnos de Huawei no ha sido tan fácil como pensábamos"

Después de un año de andadura en solitario, Honor ya ha recuperado su cuota de mercado en china

Pablo Wang, vicepresidente de honor para europa occidental | Iñaki Abella

Este mes se cumple un año desde que Honor, la que fuera la marca ‘low cost’ de Huawei desde 2013, se desvinculó de su matriz. «Parece que fue ayer», asegura el vicepresidente de Honor para Europa Occidental, Pablo Wang, en una entrevista. Reconoce que ha sido un año «raro» en general, por la pandemia, pero en especial para ellos por lo que supone independizarse de su marca madre. «No ha sido tan fácil como pensábamos por los motivos que afectan a todo el mundo (coronavirus) y porque al ser una empresa nueva, aunque sabíamos perfectamente cómo hacerlo, hay que hacerlo, y eso necesita tiempo para cerrar contratos, negociaciones, suministro, de todo», explica.

Huawei vendió Honor en noviembre de 2020 a un consorcio (Shenzhen Zhixin New Information Technology) formado por una treintena de empresarios chinos para sortear el veto del Gobierno estadounidense a Huawei. Pero a su alrededor sobrevuelan todavía las incógnitas sobre cuál es la relación con su antigua casa. Wang defiende que Honor es «una empresa totalmente independiente que antes formaba parte de Huawei» y que ahora lo único que mantiene de su matriz es «la capacidad de I+D, el conocimiento del producto y la mano de obra». No es extraño, pues, que hasta hace un año Wang fuera el ‘country manager’ de Huawei España, cargo que ocupó durante un periodo de siete años.

«Eso es una ventaja», dice. «Pero Honor ahora es una empresa nueva», vuelve a insistir. La primera diferencia entre las dos etapas es la estrategia de la marca. Mientras la antigua Honor se dirigía al mundo digital y a un perfil joven, la nueva quiere llegar a todas las gamas del producto. Y es que Wang quiere «competir con los mejores». Ya sea Apple, Samsung o la propia Huawei. Y el dirigente no duda de su capacidad. «Tecnología y producto es lo que mejor sabemos hacer y esperamos mejorar con el tiempo», expone. Con estas dos cualidades, Wang apuesta a que en el nuevo periodo de que abre Honor «crecerá incluso más que en la primera etapa».

Para ello, la compañía se ha dotado de un equipo formado por 12.000 personas, de los cuales más del 50% pertenecen al área de i+D. Aunque Wang también pone en valor la importancia del diseño para la marca. «En el sector hay muy pocos que tengan en cuenta que nuestra presidenta de producto es una mujer. Se nota que el producto tiene un tono de diseño diferente. Al final es un producto de consumo y no sólo importa la tecnología fría, sino cómo podemos entregar la tecnología para el uso del día a día», explica.

Estas son las tres claves del primer teléfono que ha lanzado Honor en esta nueva ‘era’. Honor 50 se puso a la venta el 26 de octubre como un smartphone de gama «media alta» que se caracteriza estéticamente por ser brillante y entre sus prestaciones destacan las mejoras tecnológicas en el vídeo y la fotografía respecto a sus antecesores, según explica Wang. «Creo que va a ser un producto de éxito», augura. Con todo, la compañía prepara ya un nuevo lanzamiento, esta vez será un smartphone de gama alta (‘flagship’), que llegará en el primer o segundo trimestre de 2022, según anuncia el directivo. Y a partir de ahí el abanico se despliega hasta abarcar todo el ecosistema de conexión formado por otros muchos productos como portátiles, tablets, ‘wearables’, router y un largo etcétera. «El smartphone es lo más importante, el acceso principal de los usuarios, pero queremos hacer cualquier tipo de producto conectado», agrega.

Durante el último año, la ‘nueva’ compañía ha puesto en marcha una estrategia de crecimiento que ha empezado a dar sus frutos en China, al recuperar su cuota de mercado (17%), según desvela Wang, pero también fuera de su país de origen, con el lanzamiento de su primer smartphone. «Objetivo cumplido», afirma, aunque se muestra reacio a marcarse nuevas metas y a dar cifra alguna sobre esta nueva etapa. «Cuánto tiempo y hasta dónde podemos llegar es algo más natural. Si hacemos bien nuestro trabajo, todo llegará. Estamos a tope trabajando con el foco puesto en la tecnología y en la innovación», añade.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats