Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hidrógeno verde, una carrera de fondo que debemos recorrer

El hidrógeno verde, una carrera de fondo que debemos recorrer

La realidad nos recuerda que existen sectores industriales con grandes consumos energéticos y difícilmente electrificables. Y en una sociedad cada vez más concienciada en dar el cambio en pro de la necesaria transición energética, el gran reto es encontrar una fuente de energía sostenible y complementaria a las energías renovables que permita sustituir a los combustibles fósiles en la generación de electricidad.

La respuesta podemos encontrarla en el hidrógeno verde que se presenta como el gran aliado de la industria y el transporte para lograr la electrificación de la economía. Este hecho supondrá cambios transformadores, tanto en el sector industrial como para la sociedad en general, y uno de los elementos fundamentales para esta electrificación será, sin duda, el hidrógeno.

El hidrógeno verde se genera a partir de energías renovables, siendo una energía sostenible y respetuosa con el medioambiente, contribuyendo a los objetivos de la transición energética marcados por Europa en su nuevo ‘green deal’ y, a nivel de estrategia país, por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En definitiva, junto a otras fuentes de energía también sostenibles, el H2 nos permitirá poco a poco eliminar los combustibles fósiles de la generación eléctrica.

En el mundo de la investigación se han producido avances científicos en este ámbito que nos facilitan nuestro posicionamiento para la consecución de los objetivos de la transición energética.

Obviamente, como en toda transformación, es necesario apoyarnos en la tecnología y la innovación, además de promover la colaboración de los diferentes entornos: industrial, científico, tecnológico, administración y la sociedad.

En el ITE ya llevamos tiempo trabajando en el hidrógeno, generando conocimiento y tecnologías que faciliten la incorporación de este vector energético a la economía y los procesos industriales, colaborando con los diferentes ámbitos de desarrollo y uso.

Por eso creemos que un buen punto de partida es dar a conocer las tecnologías del hidrógeno verde, sus beneficios y los retos que plantea. La incorporación del hidrógeno verde en los sectores industriales, además de disminuir las emisiones de gases contaminantes, conlleva la tan deseada independencia energética.

Para la industria, el uso de hidrógeno verde es una carrera de fondo que vale la pena recorrer. Y es que el H2 será especialmente valioso en aquellos sectores difícilmente electrificables, reduciendo la dependencia de fuentes energéticas. Los más intensivos en el uso de la energía son los que mayores beneficios tendrían. Estamos hablando del transportes pesado, el transporte portuario y el ferroviario, así como sectores con grandes consumos energéticos como la cerámica, entre otras.

La valenciana ha sido una de las primeras autonomías en presentar un plan para acompañar a las empresas y centros de conocimiento que, como ITE, tiene camino recorrido en materia de investigación en este ámbito. En ese sentido, la Estrategia de Hidrógeno Verde de la Comunitat Valenciana (EH2CV) es una excelente herramienta.

Se trata de una estrategia ‘bottom-up’ totalmente alineada con los objetivos del Pacto Verde Europeo de neutralidad climática para el año 2050, en el que el H2 es un vector energético fundamental para lograr la descarbonización. Parte de las distintas iniciativas del sector industrial, donde éste colabora con el tecnológico y la administración, buscando la respuesta a los diferentes retos. La EH2CV cubre toda la cadena de valor y comprende desde la generación, distribución, transporte y almacenamiento de energía, así como la adaptación de equipamientos y procesos para sus diferentes usos.

El ITE ostenta su secretaría técnica y trabaja para dinamizar las diferentes iniciativas de las empresas participantes, identificándolas a lo largo de la cadena de valor y colaborando en el planteamiento de iniciativas y la consecución de fondos de financiación. Para nosotros es un reto y, al mismo tiempo, una gran motivación, porque sabemos que la implementación del uso de hidrógeno verde es una carrera de fondo y la recorreremos junto a las empresas, la sociedad y la Administración.

Ya hemos comentado cómo, a nivel nacional, España cuenta con la «Hoja de Ruta de Hidrógeno: una apuesta por el Hidrógeno Renovable». Un documento estratégico que identifica los retos y oportunidades para el pleno desarrollo del hidrógeno renovable en nuestro país, anticipando el importante papel que debe desempeñar en la ruta hacia la neutralidad climática en 2050, en línea con la estrategia europea del hidrogeno.

Y es precisamente en este ámbito donde diversos actores de la Comunitat Valenciana están participando activamente para abordar el cumplimiento de los objetivos que nos marca la llamada agenda climática europea.

Entre ellos se encuentra el ITE, como parte de la Alianza Europea para el Hidrógeno Limpio, donde trabajamos activamente para poner de manifiesto las distintas iniciativas en las que se está trabajando en la Comunitat Valenciana, buscando sinergias con otros socios europeos.

Mesas de trabajo

La alianza se divide en seis mesas de trabajo que cubren toda la cadena de valor del hidrógeno: producción de hidrógeno renovable y de bajas emisiones; transporte y distribución de hidrógeno; hidrógeno en aplicaciones industriales; para movilidad; para su uso en el sector energético e hidrógeno en aplicaciones residenciales.

Con un enfoque similar trabajamos desde ITE desarrollando nuevas soluciones tecnológicas relacionadas con el hidrógeno verde en toda su cadena de valor, desde la generación, la distribución, el almacenamiento y sus usos. Investigamos en nuevos materiales y componentes más eficientes, sostenibles y de coste competitivo para pilas de combustible y electrolizadores.

Para llevar a cabo estas y otras investigaciones contamos con laboratorios de síntesis, caracterización, ensayo y simulación de última generación. Además, desde nuestra planta piloto de hidrógeno, ofrecemos a las empresas una plataforma tecnológica para testear equipos y componentes y desarrollar proyectos de I+D+i relacionados con tecnologías de hidrógeno. Sin olvidarnos de nuestro laboratorio de digitalización energética donde desarrollamos modelos avanzados de comportamiento de sistemas de electrólisis y pilas de combustible.

Todos ellos son instrumentos al servicio de nuestra industria y empresas para que juntos, con el apoyo de las administraciones autonómicas, nacional y europea, llevemos a cabo esa carrera que tiene como meta lograr la descarbonización energética de nuestra economía y, en definitiva, un mundo más limpio y habitable.

Compartir el artículo

stats