Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta ‘on line’ gana terreno

Los primeros tiempos de la covid vivieron un alza de la venta por medios digitales de los productos frescos coincidiendo con el confinamiento y las restricciones. Aunque su peso ha caído ahora dos puntos -del 15 % al 17 % del total-, este comercio ha crecido un 115 % respecto a 2019.

El mercado central de València, con un anuncio, arriba de la imagen, del servicio a domicilio. | EMV

La pandemia extendió entre la población algunos hábitos hasta entonces incipientes. Por ejemplo, realizar la compra de los alimentos desde casa, sin bajar al supermercado. Una tablet, la web de la cadena de supermercados, la selección de productos, el pago y a esperar la llegada de las viandas. El confinamiento inicial y las restricciones continuas y, siempre, el miedo al contagio, impulsaron esta fórmula comercial. En lo peor de la crisis sanitaria, la cuota de mercado de los productos frescos en el ‘e-commerce’ superó el 17 % del total de artículos vendidos por esta vía. Las compras por internet de carnes, frutas, hortalizas, lácteos y productos del mar frescos representan, ahora que la vacunación ha dado un gran respiro a la movilidad, un 14,9 %. Son dos puntos menos, es cierto, pero el crecimiento respecto a 2019, el año precovid, es del 115 %. Además, ese 14,9 % está 2,1 puntos por encima del registro de 2019.

Así consta en un informe elaborado por la consultora IRI que fue presentado el pasado martes en el transcurso de la jornada ‘Perspectivas 2022 para los sectores de frescos’ organizada por la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC), una entidad que agrupa a los distribuidores y fabricantes de estas actividades. El documento detalla que, pese al crecimiento del canal digital, el peso de la cesta de la compra sigue muy lejos del de la tienda física, en la que su cuota de mercado se ha mantenido estable en el 30 % en los últimos dos años, con un crecimiento del 7,9 % en su facturación en este período. El director del área comercial de IRI, Antonio Khalaf, destacó respecto a la evolución de los productos frescos durante la pandemia que, tras unos meses con un crecimiento por encima del conjunto del gran consumo, estos alimentos mantienen ahora una evolución prácticamente plana. La consultora considera que, de cara a final de año, su facturación aumentará un 1,4 %.

El documento de IRI, entrando más en los detalles, especifica que, en lo que llevamos de año (hasta octubre), el crecimiento del denominado gran consumo es negativo por efecto de la crisis sanitaria -un 0,3 % respecto a 2020-, pero mejora sus resultados en relación a 2019, es decir antes de la pandemia, con un alza del 5,5 %. En términos interanuales, los subsectores de bebidas y de perfumería e higiene son los únicos que aportan un crecimiento positivo al gran consumo, con alzas del 1,6 % y el 4,2 % en cada caso, mientras que la alimentación en general (0,9%), los productos frescos (2,5 %) y la droguería y la limpieza (5,2%), se sitúan en la parte negativa.

Consumo La venta ‘on line’ gana terreno

La demanda de casi todas las categorías de productos frescos ha superado a la que tenían antes de la pandemia, según el mencionado documento. La que evoluciona de una forma más contundente es la carne, con un alza del 12,2 %, seguida por los quesos (9 %), el pescado (7,3 %), las verduras y hortalizas (7,2 %) y las frutas (6,4 %).

Un dato significativo del estudio es que la cesta de la compra digital es muy similar a la que se realiza en la tienda física. Los productos que ocupan las seis primeras posiciones en ambos casos son los mismos y por el mismo orden: patata, pollo, plátano, naranja, tomate y cerdo. Los otros cuatro de los diez primeros en el mundo ‘online’ son cebolla, manzana, fiambres y jamón cocido y zanahora, mientras que en tienda son sandía, cebolla, melón y manzana.

En cuanto al canal de venta, la fórmula comercial que puede considerarse ganadora durante la crisis de la covid es la del supermercado de entre 1.000 y 2.500 metros cuadrados de superficie, donde se incluyen la mayoría de establecimientos de cadenas como Mercadona. Estos locales acaparaban el 56,6 % de las ventas de productos frescos antes de la covid y ahora alcanzan el 58 %. O sea, 1,4 puntos más. Los hiper han perdido tres décimas -del 12,2 % al 11,9 %-, los supermercados de entre 401 y 1.000 metros, 1,1 puntos (del 22 % al 20,9 %) y los que están por debajo de 400 metros, también tres décimas: del 8,8 % al 8,5 %.

Por enseñas, la mayoría de las cadenas experimenta un incremento en superficie comercial, a excepción de Día (-2,4 %), El Corte Inglés (-0,4 %) y Alcampo (-0,1 %). El líder, Mercadona, acapara el 16,9 % del total, con una subida del 1,3 %. La tercera posición, tras Dia (10,4 %), es para Carrefour, con un 9,2 % del total y una subida del 5,9 %. Por su parte, la también valenciana Consum se queda en el 4,3 % después de un incremento del 2,5 %.

Las empresas aseguran que el ajustes de márgenes y el incremento de las promociones son las dos principales estrategias de los fabricantes para minimizar el impacto de la subida de precios de las materias primas.

Compartir el artículo

stats