Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Victoria Gago y Daniel Salmerón | Cofundadores de la European Blockchain Convention

Referencia del ‘blockchain’ en BCN

Daniel Salmerón y Victoria Gago | Joan Cortadellas

Victoria Gago y Daniel Salmerón han situado a Barcelona en el mundo ‘blockchain’. Cofundadores de la European Blockchain Convention y de la European Tech School son actualmente pese a su juventud un referente del llamado a ser el mayor cambio tecnológico de los años 20 de este siglo en el mundo. Fueron capaces de vislumbrar el futuro y han logrado su objetivo de articular los mecanismos para divulgar e impulsar desde la capital catalana la revolución que llega y que «afectará a todos los niveles, desde cómo entendemos el dinero, al funcionamiento de las ‘apps’ de internet o la aparición de nuevos activos digitales», explica Gago.

Atienden a ‘Activos’ en su vivienda en Barcelona. Un luminoso piso de nueva construcción, sin televisión y con más vistas que vecindario de postín. Se turnan a la hora de mecer a su hija nacida hace pocas semanas mientras explican historias de su vida y las claves de su vinculación con las criptomonedas y la red descentralizada. Ambos forman un tándem equilibrado de analistas financieros que han sido capaces de transitar de la teoría tecnológica a la práctica.

Salmerón, nacido en Reus, con sus 32 años es más amante de los números que de los discursos, más pensador que divulgador. Después de estudiar dirección de empresas y un máster de finanzas en IEF, se fue a vivir a Manchester dos años para aprender inglés. Tras trabajar en un McDonald’s, entró en Bank of New York, el mayor banco de custodia de activos del mundo. Volvió para trabajar en una consultora tecnológica en Andorra y pasó a ser analista financiero de renta fija en Trea, firma de Carlos Tusquets, donde conoció a Gago, analista de renta variable. Juntos, han logrado ser un equipo de trabajo a tiempo completo.

Victoria, danesa e hija de una emigrante burgalesa y un polaco, recuerda con su peculiar acento trufado de palabras inglesas su infancia en Dinamarca, en un barrio de define como «chungo». Criada solo por su madre, Gago es sensible al entorno y entrañable en las relaciones. De formación internacional (trabajó en el Reino Unido, en Malasia y en la embajada danesa en Madrid) mantiene conocimientos financieros sólidos e intuiciones certeras. Fue Gago quien en el 4YFN del salón Mobile del 2017 asistió a una conferencia de Vitalik Buterin, creador de Ethereum. Gago se dio cuenta de que aquel joven ruso de 22 años era preludio de cambios y de que aquel complejo ‘blockchain’ debía tenerse en cuenta. Mientras los medios de comunicación destacaron de aquel Mobile a Netflix y a Pokémon Go, Gago instó a Salmerón, ya su pareja, a comprar ethereums. Cotizaban entonces a 20 dólares y actualmente lo hacen a 2.800.

Los jóvenes analistas trasladaron su preclara visión de futuro a la emprendiduría. En 2018, el año bitcóin, organizaron tras un esfuerzo titánico su primer European Blockchain Convention, un encuentro de expertos con Barcelona como telón de fondo. En plena pandemia consolidaron el congreso esa vez a distancia, y en la próxima edición de junio prevén más de un millar de asistentes y superar el millón de euros de facturación.

Tiempos de metaverso

«‘Blockchain’ supone añadir una nueva capa a la era internet», explica Salmerón. Primero fue la internet de las páginas web, después llegó la 2.0 con sus redes sociales. «Internet 3.0 es la que encarna ‘blockchain’, en la que volveremos a ser propietarios de nuestra identidad y de nuestros activos digitales».

Son tiempos de metaverso, compra de espacios virtuales y nuevas inversiones todavía impensables. Eso es lo que cambia con la cadena de bloques, una gigantesca base de datos distribuida y segura (cifrada) que se puede aplicar a todo tipo de transacciones y que, sobre todo, es capaz de eliminar intermediarios.

Gago recuerda que 300 millones de personas en el mundo ya tienen criptomonedas, el 12% de los españoles gestionan una cartera digital, y que ese número se multiplicará en poco tiempo. «Bitcóin y ethereum son actualmente monedas conservadoras. Han dado impulso a un nuevo sistema financiero global descentralizado que se debe construir a lo largo de esta década. Se va definir un ecosistema en el que será posible prestar o pedir préstamos en criptomonedas. La necesidad de profesionales que conozcan ese nuevo contexto es brutal», explica.

«Van a pasar cosas y los ciudadanos tienen que estar preparados. Actualmente, la identidad digital está en manos de cuatro grandes compañías, pero poco a poco aparecerán nuevas aplicaciones descentralizadas en las que los usuarios serán los que gestionen todo», augura Salmerón. Pone como ejemplo Distrikt.

«El 90% de la riqueza que genera ‘on line’ se lo quedan Google, Facebook, Whatsapp o Amazon y eso no puede seguir así. Estos días se está construyendo ya un nuevo universo de aplicaciones descentralizadas que devolverán el poder a los generadores de contenido y a los usuarios», amplía Salmerón. «No tiene sentido que las aplicaciones sean las que ganen dinero con los contenidos ajenos», critica. Las nuevas aplicaciones de internet van a suponer un movimiento 15-M tecnológico.

«La situación actual se parece a la que se produjo a principios de los 90 con la llegada de internet», añade Gago. Una nueva banca ética está al llegar, en la que los préstamos se gestionen casi sin intermediarios, sin cúpulas bancarias, flujos de dinero entre países sin comisiones excesivas, sin regulaciones estatales. «En poco tiempo vamos a poder poner nuestro dinero en bancos descentralizados y que el dinero sirva para dar un crédito a un ciudadano de un país lejano», ejemplifica Gago. «En el 2018 queríamos conectar el sistema ‘blockchain’ en Barcelona y ayudar a poner una pista de baile a su alrededor con un congreso, ahora lo hacemos también con una escuela para impulsar la economía».

Compartir el artículo

stats