Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "fracaso" en las políticas de inmigración, otro motivo de desafección

Se convierte en un arma arrojadiza entre los candidatos. Podemos denuncia las devoluciones en caliente mientras el PP recuerda que la migración "no es un derecho, la acogida sí"

Las políticas migratorias son una asignatura pendiente en la UE. Ayer, todos los candidatos se mostraron descontentos con los mecanismos empleados ante la crisis del Mediterráneo que para la socialista Rodríguez-Piñero están detrás de la «desafección» de los ciudadanos con las instituciones europeas.

El fracaso de la política de asilo es responsabilidad de la extrema derecha, como sostuvo la candidata. En este sentido, Esther Sanz reconoció que la C. Valenciana dio una lección con la acogida del Aquarius, y el gesto contrasta con el discurso «del odio y el miedo» que se escucha en algunos sectores del PP, dijo la podemista. Los ataques al PP se sucedieron y Sanz denunció que en España se sigan haciendo devoluciones en caliente, lo que infringe el derecho internacional y los derechos humanos. Propuso un servicio europeo de salvamento marítimo, y señaló los CIE como «la punta del iceberg» de las políticas europeas respecto a la inmigración: «Hay personas encerradas sin haber cometido ninún delito».

Por alusiones, Margallo contraatacó con dureza: «En ningún tratado aparece la inmigración como un derecho, pero el asilo sí», repitió en diversas ocasiones. También Sebastià se enfrentó al popular a costa del pacto de Turquía porque es «una vergüenza» y apuntaló su argumento con cifras: en España hay un millón menos de inmigrantes y las solicitudes de asilo están a la baja. El problema es «el ruido mediático», concluyó.

«Había menos inmigrantes con el PP porque no cumplía cuotas ni tratados», atacó Piñero. Lo importante, dijo, son las cifras: «64.000 inmigrantes llegaron por el Mediterráneo, 166.000 en toda la UE. ¿Tenemos un problema de inmigrantes? No, tenemos un problema de acogida, y necesitamos una política común».

Compartir el artículo

stats