02 de mayo de 2019
02.05.2019

Acto público

Català presenta al nuevo PP como el partido que abandera la transparencia

La candidata a la alcaldía se propone dejar atrás la corrupción para centrarse en el "buen gobierno"

01.05.2019 | 23:40
Català presenta al nuevo PP como el partido que abandera la transparencia

La candidata del PP a la alcaldía de València, María José Català, presentó ayer a los 33 hombres y mujeres que forman su candidatura y acompañó esta nueva cara del partido con una silla transparente que simboliza la limpieza que quiere dar a su gestión. Català intenta así dejar atrás los numerosos casos de corrupción que han afectado al partido y que han tenido imputados a todos los miembros del grupo municipal los últimos cuatro años. La corrupción ya le costó a los populares perder la vara de mando del «cap i casal» en el año 2015 y su intención es «recuperar» la ciudad el próximo 26 de mayo, más ahora que los resultados de las elecciones autonómicas le abren la ventana a un posible gobierno con las otras dos fuerzas de la derecha, Ciudadanos y Vox. Borrón y cuenta nueva.

En la foto oficial de la candidatura, frente a la fachada del Ayuntamiento de València, pudo verse a Català muy arropada de los que serán sus pesos pesados en esta campaña y en un hipotético gobierno municipal, entre ellos María José Ferrer Sansegundo, Paula Llobet, Santi Ballester, Enric Esteve o Marta Torrado. Pero los asesores de campaña decidieron incluir también una silla transparente en el centro de la foto como un elemento simbólico que viene a advertir que, de ser elegida alcaldesa de la ciudad, Català situaría al consistorio en «primer lugar del índice de Transparencia», entre otras cosas, implantando la plataforma digital de gestión de los expedientes administrativos en todos los organismos y empresas públicas del ayuntamiento. Y como muestra un botón: pone como ejemplo su mandato en Torrent, localidad que situó en «primer lugar» del índice de Transparencia.

En este sentido, la candidata del PP también quiere pasar la página del Govern de la Nau (o «tripartito», como gusta ser llamado entre el bloque de derechas) y acusa a sus socios de ser un equipo de gobierno caracterizado por su «falta de transparencia», que «impide al equipo de la oposición el acceso a la información». A modo de ejemplo señala «haber ocultado la multa de la inspección de trabajo por el accidente en el montaje de las gradas de Viveros» o haber «vulnerado la confidencialidad de personas con las encuestas falleras».

Los casos del «tripartito»

Según señaló Català, «la falsedad del tripartito en esta materia es más que evidente, ya que pese a que no han dejado de alardear de haber gobernado con transparencia, se han producido más de 30 resoluciones del Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo, Antifraude, la Agencia de Protección de Datos y el Consell de Transparencia en las que aperciben al ayuntamiento por no permitir el acceso a la información».

Al respecto, señala que «Ribó y sus socios de gobierno no han atendido la resolución de la Agencia Antifraude cuando les advertía sobre un posible caso de enchufismo en el proceso de selección de un funcionario», así como tampoco, acusa Català, implementaron «la Plataforma Integral de Administración Electrónica (PIAE) en Las Naves, Turismo, Consell Agrari, Palau de la Música o en la Junta Central Fallera, pese a que el Síndic les viene diciendo desde 2017 que están obligados a ello por ley para que la gestión sea más transparente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook