17 de mayo de 2019
17.05.2019

Así es la revolución cultural que propone Joan Ribó

El alcalde y candidato de Compromís confirma seis nuevos centros, algunos ya en construcción, y la creación de una oficina de venta de entradas de último minuto

17.05.2019 | 12:21
Ribó y su equipo, en el Parc Central.

El alcalde de València y candidato de Compromís para revalidar la alcaldía, Joan Ribó, ha detallado lo que ha llamado "una revolución cultural para el próximo mandato" y que según ha explicado se basará en la puesta en marcha de seis centros culturales nuevos, tres de ellos en El Cabanyal aprovechando las ayudas europeas. El líder de la formación valencianista también ha anunciado la creación de una oficina de venta de entradas para los diversos espectáculos de la ciudad de último minuto, es decir, a precios mucho más baratos. Estaría ubicada en el plaza del Ayuntamiento.

Así pues la revolución cultural que propone Ribó se aleja de las grandes obras faraónicas de antaño y apuesta por centros más polivalentes en los barrios, como el Marítim, l'Eixample y Orriols.

"Queremos situar a Valencia como una ciudad referente en temas de cultura, una ciudad que aporte una completa oferta cultural a la ciudadanía y se convierta en un polo de atracción del turismo cultural en España y a Europa", ha introducido Ribó, para detallar los seis centros culturales nuevos, tres de los cuales se harán en El Cabanyal: Casa dels Bous, el Escorxador y el Ateneo Republicano.

Ribó ha dado a conocer el diseño de la rehabilitación de la Casa dels Bous, que acogerá una de las cuatro sedes del Museu del Mar, junto con las Drassanes (Grau), y una nave de los antiguos astilleros de la Unión Naval de Levante (la Marina). "Hemos concebido la sede de la Casa dels Bous para que, además del museo, los patios y jardines exteriores sean también aprovechados para uso cultural, donde la ciudadanía podrá disfrutar de diferentes actividades como un cine de verano o conciertos de música", ha señalado. Los arquitectos encargados de su rehabilitación están, a día de hoy, finalizando los proyectos básico y de ejecución.

El antiguo Escorxador del Cabanyal se convertirá en un Centro de Interpretación de los Poblats Marítimos. "Habrá exposiciones y también habrá una tarea de investigación sobre la historia del Cabanyal", ha explicado Ribó. Las obras de rehabilitación están actualmente en proceso de ejecución. Ribó ha recordado que es un edificio que hubiera sido uno de los que, inevitablemente, se habrían derrocado de aplicarse el plan del PP para el barrio.

En cuanto al antiguo Ateneo Republicano de la calle Reina está aún por definir con concreción su uso, pero Ribó ha anunciado el inicio del procedimiento de contratación de las obras de construcción con una inversión de más de 313.000 euros.

El alcalde ha presentado sus propuestas culturales frente a la Nave 3 de Demetrio Ribes del Parc Central, que se destinará a uso cultural "como un espacio multidisciplinar". "Tendrá una adaptación para uso escénico, de forma que el escenario podrá hacerse más grande o más pequeño y situarse en diferentes posiciones dentro de la nave y un graderío con butacas", ha informado el líder de Compromís. En estos momentos se están acabando de ejecutar las obras de adaptación.

En Orriols también se va a rehabilitar una de las alquerías de Albors, que ofrecerá al barrio de un nuevo espacio cultural abierto a la participación y al uso ciudadano. Se encuentra en trámite de licitación. "El proyecto de centro cultural se ejecutará durante este 2019 y el coste es de 620.000 euros", ha explicado Ribó.

Por último se está actuando ya también en la rehabilitación del Chalet de Aben al Abbar, futura sede de la Mostra de València de cine. También será un nuevo espacio cultural municipal abierto a la utilización de la planta baja al vecindario.

Quiosco de venta de último minuto

El otro gran anuncio de Joan Ribó hoy en materia cultural ha sido la creación de una oficina de venta de entradas de último minuto. El alcalde quiere destinar una de las dos casetas de la plaza del Ayuntamiento, actualmente sin uso, a un espacio a la venta de entradas para conciertos, teatros o museos, con un uso preferente también para aquellas localidades vacías de última hora, que se ofrecerán a un precio más barato. Una cosa similar al que ya pasa en otras grandes ciudades como Londres o Nueva York.

"La venta de última hora, con descuentos para favorecer la actividad de los recintos culturales de la ciudad funciona con éxito en otras ciudades europeas, especialmente en los lugares más céntricos. Los espectadores tendrán así un punto de referencia para conseguir este tipo de localidades", ha epxlicado el alcalde.

El modelo en el que se ha fijado Joan Ribó para el quiosco es el de uno de los situados a Leicester Square, de la agencia TKTS, la única oficial de todas las que ofrecen este servicio en la capital inglesa. Las entradas se venden a precios rebajados, en ocasiones llegando hasta un 50 por ciento de su precio de salida. TKTS está abierto de lunes a sábado desde las diez a las siete de la tarde y los domingos desde las doce de la mañana hasta las tres del mediodía. En este caso, a pesar de que los precios pueden consultar por la web, las entradas tienen que adquirirse personalmente en los quioscos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook