29 de julio de 2012
29.07.2012
Innovación y empresa

Graphenano, una joven empresa de Alicante, ha dado con la solución para producir en masa y de forma rentable el «material del futuro»

31.07.2012 | 03:47
La empresa alicantina no depende del grafito para producir industrialmente el grafeno.

En el año 2010, los doctores Kostantion Novoselov y André Geim recibieron el premio Nobel de Física tras descubrir el grafeno, un material dotado de propiedades únicas y que promete ser la revolución de numerosos sectores en los próximos años. El potencial de las cualidades del descubrimiento se supuso y sigue siendo insondable por todo tipo de expertos y futuros inversores. Entre otras razones, porque es 200 veces más resistente que el acero, posee propiedades superconductoras de energía y resulta más fino que un átomo de carbón, lo que lo hace muy flexible y prácticamente transparente. Sin embargo, pensar en la producción en grandes cantidades del grafeno y en sus aplicaciones a pie de calle aún quedaba lejos hace menos de un año, dado que ni las grandes compañías internacionales eran capaces de producirlo en masa sin elevar exponencialmente los costes. Hasta que la joven empresa alicantina Graphenano se adelantó hace unos meses con la receta para producir industrialmente el ya bautizado como «material del futuro».

Una empresa centrada en innovar
Graphenano S.L., con sede en Alicante, nació en febrero de este año a manos de Martín y José Antonio Martínez, dos hermanos de Yecla apasionados por la tecnología. «Queríamos introducir la nanotecnología en las empresas de la Comunidad Valenciana. Cuando nos enteramos del descubrimiento del grafeno, nos pusimos en contacto con el departamento de Ingeniería Química de la facultad de Castilla La-Mancha (UCLM) y les propusimos financiar un proyecto para desarrollar una tecnología que permitiera obtener este material de forma fiable y barata», resume José Antonio Martínez, vicepresidente de la firma.

A raíz de este trabajo conjunto, Graphenano ha logrado dar con el método para producir este revolucionario material en cantidades importantes y sin depender del grafito para su elaboración —materia prima hasta ahora indispensable para desarrollarlo—. «Tras mejorar la fiabilidad de producción durante los últimos meses, somos los primeros en el mundo fabricando actualmente grafeno en grandes láminas en serie (de hasta 2.500 centímetros cuadrados por los 100 de la competencia) y también en polvo, lo que permite mezclarlo luego con otros compuestos para mejorar sus características», explica Martínez. Graphenano también está especializada en producir otros materiales punteros como las nanofibras de carbono, que se usan para mejorar las propiedades de otros compuestos, y el nanogel, «un aislante térmico extremadamente ligero que va a ser muy útil para el sector de la construcción», señala el responsable de la firma.

Un método único en el mundo
Este nuevo sistema de producción de grafeno ha puesto en el punto de mira global a la joven empresa alicantina, que ahora piensa en investigar métodos de fabricación más óptimos y ecológicamente sostenibles con los que desarrollar su oferta de productos en toda la Comunitat Valenciana. «Buscamos llevar todos estos avances a las pymes de la Comunitat. Creemos que quien golpea primero, golpea dos veces; y gracias a esta tecnología sin competencia queremos convertirnos en el principal suministrador de grafeno del país y en uno de los mayores del mundo», aclara Martínez.

Un nuevo método
Sin usar grafito. Hasta ahora, la producción de grafeno era inviable y se cifraba en gramos. Además, su creación dependía solo del grafito, agotable y en poder de China. Graphenano S.L. puede producirlo en masa y usando otros materiales.

Un material único
Múltiples aplicaciones. El importante avance en la tecnología para producir grafeno, resultado de las investigaciones de la valenciana Graphenano y del departamento de Física de la UCLM, ha disparado rápidamente el interés de las multinacionales de todo el mundo. Y Sus aplicaciones se traducirán, para muchos sectores, en un salto evolutivo de varios años.

Este material permitirá fortalecer todo tipo de estructuras y componentes usados para la construcción, mejorar la resistencia de componentes aeronáuticos, maximizar la potencia y tiempo de carga de baterías basadas en el grafeno o fabricar prótesis médicas de gran durabilidad y flexibilidad. Además, servirá para diseñar casas autosuficientes, cuyas paredes o ventanas podrían servir tanto como pantallas interactivas como de receptores fotovoltaicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Economía


Desempleados haciendo cola en una sede del Servef
La odisea para encontrar empleo tras los 50 años

La odisea para encontrar empleo tras los 50 años

El 39, 2% de los parados mayores de 50 años lleva buscando trabajo más de cuatro años

Valenciaport genera el 2,5 % de la riqueza económica de la autonomía

Valenciaport genera el 2,5 % de la riqueza económica de la autonomía

El impacto de los tres puertos asciende a 2.352 millones en 2015 y el empleo generado, a casi 37.000

El severo descenso en la producción de cítricos valencianos dispara su precio

El severo descenso en la producción de cítricos valencianos dispara su precio

La futura cosecha de mandarinas bajará un 29,8 % mientras que la de naranja lo hará un 28 %

Rivadulla sobrevive pese a entrar en liquidación

Rivadulla sobrevive pese a entrar en liquidación

Un grupo inversor adquirió dos de los centros más emblemáticos de la firma valenciana de muebles...


Los promotores ya venden el 70 % de los pisos de València sobre plano por la alta demanda

Los promotores ya venden el 70 % de los pisos de València sobre plano por la alta demanda

La escasez de pisos de obra nueva dispara el interés por la promociones de Malilla, Cuatre...

Las iniciativas de los sindicatos y la patronal no recibirán subvenciones

Las iniciativas de los sindicatos y la patronal no recibirán subvenciones

El Tribunal Supremo rechaza la anulación de la ley de participación institucional del Consell,...

anteriorsiguiente