26 de septiembre de 2019
26.09.2019

Peñíscola, un destino de película

26.09.2019 | 17:26
La relación de Peñíscola con el séptimo arte tiene su origen a principios del siglo XX.

La ciudad castellonense ha albergado los rodajes de algunas de las producciones más importantes en el mundo cinematográfico y de ficción, como Juego de Tronos

"El plató más grande del mundo". Así se define a Peñíscola, la ciudad más turística de la provincia de Castelló. Ubicada en una península y rodeada del Mar Mediterráneo por su cara norte y sud, su casco antiguo se levanta sobre una peña, coronada por el Castillo del Papa Luna, catalogado como monumento histórico artístico nacional.

Peñíscola es una de las tres únicas ciudades papales que han habido en el mundo (junto con Roma y Aviñón); no en vano, allí vivió el papa Benedicto XIII durante el siglo XV. Su ubicación estratégica, unida a un patrimonio natural y arquitectónico singular, convierten a Peñíscola en un escenario privilegiado para llevar a cabo producciones audiovisuales.

El casco antiguo de Peñíscola une íntimas callejuelas, plazas y paseos con las antiguas murallas que protegían la ciudad ante los asedios. Además, cuenta con preciosos elementos naturales, como playas, calas y el Parque Natural de la Sierra de Irta.

Los inicios del cine en Peñíscola

La relación de Peñíscola con el séptimo arte tiene su origen a principios del siglo XX. En 1913, Fructuós Gelabert y Otto Mulhauser apostaron por la localidad castellonense para rodar "Ana Kadova", un film de espías que recrea las aventuras de la misteriosa Ana Kadova en un reino imaginario llamado Balcania.

Esta película fue el germen de una relación entre Peñíscola y la industria cinematográfica que se ha prolongado durante más de un siglo, con un total de 22 largometrajes estrenados. Durante todos estos años, numerosos directores, productores, actores y actrices de renombre han trabajado en Peñíscola.

Películas rodadas en Peñíscola

"Ana Kadova" fue la primera película rodada en Peñíscola, a principios del siglo XX. Sin embargo, a lo largo de las décadas posteriores, no se han dejado de suceder los rodajes en la ciudad castellonense.

Unos años después de rodarse Ana Kadova, Maximiliano Thous volvió a traer el cine a Peñíscola para rodar su film "La Alegría del Batallón" (1924).

Hasta mediados de la década de 1950 no se volvió a rodar ninguna película en Peñíscola. Las siguientes películas que reabrieron un periodo de esplendor en la ciudad fueron "La Vida es Maravillosa" (1955), dirigida por Pedro Lazaga, y "Calabuch" (1956), del maestro Luis García Berlanga.

Pero, sin duda alguna, la película más reconocida a nivel internacional que se rodó en Peñíscola fue "El Cid", "una de las más grandes películas épicas jamás creadas", en palabras de Martin Scorsese. En 1961, el productor Samuel Bronston trajo a la ciudad castellonense al director Anthony Mann y un gran elenco de actores y actrices, entre los que destacaban Charlton Heston y Sofía Loren. Todo ello, para rodar una de las películas más importantes del momento.

También se rodó ese mismo año "Los Corsarios del Caribe", de Eugenio Martín, aunque con menos renombre. Los otros dos largometrajes filmados en la década de 1960 fueron "Todos eran culpables" (1962) y "¡Jo, papá!" (1967).

En la década de 1980 se estrenó una bilogía de Mariano Ozores: "El hijo del cura" (1982) y "El cura ya tiene hijo" (1984).

En los años 1990 se dio un "boom" en Peñíscola, con el rodaje de cuatro películas diferentes: "Tramontana" (1990), "El día nunca por tarde" (1994), "Tierra" (1995) y "París Tombuctú" (1999).

Por último, los filmes más recientes que se han rodado en Peñíscola son "Mataharis" (2007), "Pizza Eli" (2008), "Sinterklaas" (2009), "Fin" (2012) y "Blink" (2013).

Series rodadas en Peñíscola

Paralelamente a las producciones cinematográficas, la ciudad de Peñíscola también ha servido de ambientación para el rodaje de algunas de las series televisivas más importantes de los últimos años, tanto a nivel nacional como internacional.

Las series de ficción han experimentado un "boom" en los últimos años, situándose en muchos casos por encima de algunos largometrajes. La creación de plataformas de contenido audiovisual, como Netflix o HBO, han servido para dar un empujón a este género audiovisual.

Así pues, en la última década, el papel de Peñíscola ha girado hacia las producciones televisivas. A nivel nacional, destacan los rodajes de "El Barco" (2012), "El Chiringuito de Pepe" (2014) o el "Ministerio del Tiempo" (2017). Todas ellas, series de gran renombre en la programación televisiva española.

Sin embargo, destaca el rodaje de la serie televisiva más popular de todos los tiempos: "Juego de Tronos". La megaproducción de HBO se fijó en la localidad castellonense para grabar algunas de las escenas más importantes de su sexta temporada. Así pues, Peñíscola se convirtió en 2015, para los millones de fans de la serie, en la ciudad libre de Meereen.


¿Dónde poder ver todas las zonas de rodaje?

Desde la popularización de algunas de estas series de televisión, y de Peñíscola como ciudad cinematográfica, cada vez más se sucede el turismo que acude a la localidad castellonense para visitar en primera persona los escenarios de algunas de las escenas más icónicas de sus series de televisión preferidas.

Para poder dar respuesta a esta creciente inquietud turística, la Oficina de Turismo y el Ayuntamiento de Peñíscola han creado una ruta que reúne los puntos más destacados de la Peñíscola cinematográfica. Esta ruta incluye todos los escenarios representados en las series de televisión y las películas más populares que se han grabado en la ciudad, desde las playas hasta paseos o plazas.

La ruta incluye una explicación detallada de cada uno de los puntos y referencias a su significado en la ficción.

En total, la ruta programada de la Peñíscola cinematográfica incluye hasta 14 localizaciones diferentes: la playa norte, la playa sur, el puerto, el paseo de Ronda, la Plaza de Santa María,La Porteta, la Rampa Felipe II, el Parque de Artillería, el Portal Fosc, el Bufador, el Museu del Mar, el Faro, la Plaza de Armas y el Parque Natural de la Sierra de Irta.

Estas localizaciones incluidas en la ruta recorren las escenas más importantes de todas las producciones que se han grabado en Peñíscola, aunque centrando una mayor atención a cinco de ellas: "Calabuch", "El Cid", "París Tombuctú", "El Chiringuito de Pepe" y "Juego de Tronos".

La ruta del cine en Peñíscola también está habilitada para las personas discapacitadas, con tres opciones diferentes de recorrido, cada una de ellas adaptadas a un tipo de necesidades, con el fin de acercar la ficción lo máximo posible a todas las personas.

Por último, la página web de Peñíscola de cine también incluye una visita 360º de todas las localizaciones, disponible para todos los públicos desde el propio ordenador o smartphone.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook