13 de noviembre de 2019
13.11.2019

Diabesidad, una enfermedad del siglo XXI

La cirugía metabólica se presenta como la solución más efectiva para terminar con la diabetes y el sobrepeso

13.11.2019 | 16:12
La diabetes es una enfermedad que afecta a 400 millones de personas.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991 como medio para aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad. La elección del 14 de noviembre como Día Mundial de la Diabetes conmemora el aniversario de Frederick Banting, quien concibió -junto con Charles Best- la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

La diabetes es un enfermedad causada por niveles elevados de azúcar en sangre (glucemia), lo que deteriora la calidad de vida de los pacientes, disminuye su esperanza de vida en 10 años y les esclaviza con tratamientos crónicos y estigmatizantes (insulina) para controlar la glucemia. En la actualidad, se calcula que hay 400 millones de personas con diabetes en el mundo.

Hay muchos factores que pueden originar esta enfermedad, como el exceso de peso, el sedentarismo o la mala alimentación, aunque también pueden influir el historial familiar y la edad.

Por su parte, la obesidad es la gran epidemia del siglo XXI, con una incidencia de hasta el 60% en algunos países occidentales. Esta enfermedad limita la calidad de vida y la longevidad de las personas, además de afectar a su día a día física y emocionalmente. Además, también ayuda a aumentar el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares.

En la actualidad, esta enfermedad afecta al 62,2% de los valencianos y de las valencianas.

Es especialmente alarmante el aumento de la obesidad infantil, sobre todo en España (a la cabeza de Europa). El sedentarismo y el exceso de consumo calórico con las dietas prefabricadas comerciales, las comidas americanizadas y las bebidas refrescantes son algunos de los factores más comunes que derivan en obesidad.

Esta doble pandemia ha derivado en lo que se conoce como "diabesidad", y es que, se debe considerar la DM2 con obesidad como una sola enfermedad y tratarla de forma conjunta.

Causas de la diabetes de tipo 2

El 90% de los casos de diabetes en el mundo son de diabetes tipo 2 (DM2), que aparece en los adultos con sobrepeso y obesidad, debido a que el incremento de grasa en el cuerpo aumenta la resistencia a la reacción de la insulina que produce el páncreas, el cual tiene que trabajar más de lo necesario y termina por agotarse.

Este tipo de diabetes se ha multiplicado por 4 en los últimos 25 años y se prevé que llegue a afectar a 600 millones de personas en 2035. En la Comunitat Valenciana, el 10% de los ciudadanos padece DM2 y está en tratamiento.

Uno de sus principales inconvenientes es que no presenta síntomas en las fases iniciales, lo que "provoca que se diagnostique años después, cuando ya ha afectado al organismo y dado lugar a complicaciones. Hay que buscarla activamente", asegura el doctor Carlos Sala, jefe de la Unidad de Obesidad y Diabetes del Hospital Quirónsalud de Valencia y Alicante.

Doctor Carlos Sala, jefe de la Unidad de Obesidad y Diabetes del Hospital Quirónsalud de Valencia y Alicante.

El 80% de los pacientes fallece por una enfermedad cardiovascular y es la primera causa de ceguera en adultos, de fracaso renal crónico (con necesidad de diálisis) y de amputación no traumática de extremidades inferiores: "Es evitable con un diagnóstico en fases precoces y tratamiento adecuado", confirma el especialista.

Cirugía metabólica

Hasta ahora, la cirugía bariátrica estaba solamente indicada para los pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 40, o 35 con comorbilidades asociadas, y se dirigía únicamente a la reducción del peso.

Ahora, el objetivo de la cirugía metabólica es corregir las enfermedades asociadas al sobrepeso, como la DM2, además de conseguir reducir el exceso de peso. Este cambio de enfoque, "debido a la epidemia mundial de diabetes y obesidad", ha promovido la modificación de algunas técnicas quirúrgicas habituales, experimentadas y contrastadas para conseguir remitir dichas enfermedades y avanzar en su investigación, asegura el doctor Sala.

En la actualidad, es la técnica más recomendada por los especialistas, gracias a su seguridad y la eficacia demostrada a la hora de combatir el sobrepeso y las enfermedades que este origina y que pueden reducir la vida del paciente hasta en 10 años, según el especialista.

La intervención se realiza mediante laparoscopia, a través de 5 pequeñas incisiones de 1 cm en el abdomen, por donde se intruduce el material quirúrgico para llevar a a cabo la técnica. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que apenas causa dolor y repercute en una mejoría inmediata. El paciente ingresa en el Hospital el mismo día de la operación y recibe el alta a las 48 horas.


El 90% de los diabéticos de tipo 2 remite la diabetes con esta técnica, sin necesidad de tomar ningún tratamiento más, mientras que el 10% restante mejora de forma importante, hasta dejar la insulina. Además, también se consigue una pérdida superior al 70% del exceso de peso.

La remisión de la diabetes se debe a un tránsito de los alimentos en el intestino y a una modificación de las hormonas intestinales (incretinas), lo que facilita la acción de la insulina que produce el páncreas. Esto provoca que los pacientes salgan del hospital con la glucemia controlada. La pérdida de peso facilita el control de esta a largo plazo, así como la resolución o la mejoría del resto de comorbilidades.

Entre sus beneficios, además de remitir de la enfermedad, muchos de los pacientes llegan a su peso ideal (siguiendo unos hábitos de vida saludables) y aumentan una media de 10 años su esperanza de vida, además de mejorar la calidad de esta, hasta llevar una vida normal. "Viven más y mejor", concluye el doctor Sala.

A pesar de ello, solo un 5% de los obesos españoles se someten a esta intervención, bien por falta de información o de acceso a estas unidades especializadas. El doctor Sala aboga por un "mayor conocimiento de la técnica y sus ventajas entre los especialistas de atención primaria".

Por otro lado, es infrecuente ver a jóvenes con obesidad que presenten diabetes de tipo 2 tan temprano. Sin embargo, hay suficiente experiencia contrastada, a nivel nacional y mundial, para poder indicar la cirugía en pacientes que estén entre los 16 y los 18 años de edad y cumplan los parámetros anteriormente citados, siempre con el consentimiento paterno-materno o del tutor.

Por último, el seguimiento posterior a la operación es igual de importante que la intervención en sí. No es necesario ser esclavos de un régimen, pero sí integrar unos hábitos de vida saludables. Los pacientes que no siguen los controles periódicos postoperatorios a largo plazo, además de abandonar las buenas costumbres, pueden ganar peso y volver a adquirir las comorbilidades que ya habían desaparecido.

Cirugía bariátrica en Valencia

Aquellos pacientes que estén interesados en este tipo de intervenciones en Valencia pueden informarse sobre ello en el Hospital Quirónsalud de Valencia que, a través de su Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica, realiza técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, seguras, que minimizan los riesgos y que son extraordinariamente efectivas.

El Hospital Quirónsalud Valencia dispone de los mejores recursos personales y técnicos para realizar este tipo de intervenciones con la mayor seguridad para el paciente.

Por último, es fundamental trabajar en equipos multidisciplinares, que comprendan y abarquen todas las facetas de la diabesidad: endocrinólogos, dietistas nutricionales, psicólogos, digestólogos endocopistas, radiólogos, neumólogos, internistas, hepatólogos, anestesistas e intensivistas, enfermeros y cirujanos bariátricos experimentados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook