27 de mayo de 2020
27.05.2020
Levante-emv

Bodegas Riko: sostenibilidad y tradición en sus vinos

Cinco generaciones de la familia Mestre trabajan, desde hace un siglo, con la idea de producir un vino de calidad en la Marina Alta

27.05.2020 | 18:59
Bodegas Riko recibe el nombre del apodo que recibió la familia después de volver de Argentina.

Xaló es una de las localidades más destacadas entre los amantes del vino dentro de la Marina Alta. Gran parte del mérito de esta buena fama recae en el trabajo que, durante casi un siglo, ha realizado la familia Mestre. Un total de cinco generaciones han mantenido el negocio desde que Francisco Mestre abriese la bodega en el bajo de su casa, en pleno pueblo, en 1921.

Bodegas Riko recibe el nombre del apodo que recibió la familia después de volver de Argentina, donde tuvieron que emigrar debido a la plaga de filoxera que afectó a los cultivos de toda la Marina Alta en 1905. Este apodo se refiere al enorme contraste económico que había entre Argentina y España por aquel entonces, debido a la Primera Guerra Mundial.

En 1961, la familia Mestre realizó una serie de mejoras en la bodega, incluyendo la modernización de toda la maquinaria necesaria para producir el vino. De forma paralela, la tarea de secar la pasa se realizaba de manera artesanal en la caseta de campo, dejándose secar bajo el río, en cañizos.

Con la incorporación de su hijo Oscar a la empresa en 1977, esta empresa creció considerablemente y, en 1988, decidió trasladar la bodega al edificio que alberga actualmente y sobre el que se han llevado a cabo reformas estructurales significativas para adaptar la bodega al siglo XXI.

En la actualidad, los nietos de Sebastián, Marina y Oscar, están siguiendo los pasos de sus predecesores.

La bodega

En la actualidad, la bodega de la familia Mestre se ubica en la antigua "coladora", un entorno tradicional que data de 1800 y en el que se blanqueaba la ropa hasta principios del siglo XX. A partir de entonces, y hasta convertirse en la bodega que es actualmente, pasó a servir como destilería de aguardiente, licores y vino para los pueblos de alrededor.

El edificio principal ocupa una superficie de 170m2. Hay escasos huecos o ventanas, para que la luz no entre en exceso (como prevención en la conservación del vino), los techos están recubiertos de 'carrizos' a la manera tradicional de la zona y los suelos son de barro cocido, originales de la época. La bodega de elaboración se encuentra en un edificio anexo, más moderno, construido en el año 2000. Ocupa una superficie de 120m2 y cuenta con un almacén de productos enológicos, un laboratorio y una sala de elaboración con 17 depósitos inoxidables de una capacidad de entre 2.500 y 10.000 litros.

En total, la bodega cuenta con 10 hectáreas divididas en microparcelas. El 60 % de la materia prima procede de estos terrenos, mientras que el resto corresponde a agricultores de la zona con contratos a largo plazo.

La filosofía de la bodega se enmarca bajo el paradigma de la sostenibilidad y la tradición, por lo que el 90 % de las viñas están plantadas en vaso, siendo mayoritariamente viñedos de entre 30 y 50 años de antigüedad, mientras que los marcos de plantación son heterogéneos y cambian en función de la parcela. Además, todas las parcelas son de secano con un alto estrés hídrico en los meses de verano, sin sistemas de riego, lo que permite reducir el vigor y el crecimiento vegetativo, mantener una producción equilibrada y concentrar los aromas terpénicos naturales de las variedades.

Renaix la passió

Es lo que denominamos el nuevo perfil de vino alicantino elaborados con la variedad moscatel. Es un vino de parcela (Toll del gos) joven seco el cual busca la frescura del mediterráneo en una viticultura de secano y máximo respeto. La elaboración empieza en el campo, seleccionando las uvas menos tostadas por el sol y por ende las más frescas. Con ello conseguimos perfiles aromáticos complejos; perfumes de cítricos, hinojo, pomelo, boj, predominando también los perfiles varietales de la moscatel. La elaboración se realiza en pequeños depósitos de acero inoxidable con mínima intervención y fermentación con sus levaduras autóctonas. No se realiza ni clarificación ni estabilización. En boca encontramos un vino fino y elegante, con un volumen medio y larga persistencia con un agradable amargo final característico de la variedad moscatel el cual complementa a las mil maravillas. PVP: 11€

Renaix de Giró

Primera añada de este vino tinto joven elaborado con la variedad autóctona Giró y un toque de Syrah proveniente de viñas viejas. Elaborado con una mirada limpia, fermentación con levaduras autóctonas y grano entero sin estrujar en depósitos pequeños de acero inoxidable. En copa encontramos aromas frescos de frutos rojos, negros y bosque mediterráneo. Destaca ser un vino bien estructurado con cuerpo para ser un vino joven, largo en boca y muy goloso. Casa a la perfección con los típicos platos tradicionales como el aspencat o una buena carne a la brasa al punto. PVP: 11€

Mistela Moscatel Sobremadurada

Mistela artesanal y selecta de Moscatel de Alejandría, elaborada con los mismos métodos pioneros de Sebastián Mestre y transmitidos de generación en generación desde 1947. Destaca una larga maduración del racimo en la vid, obteniéndose un delicioso néctar de color ámbar. De exquisita finura e intensas fragancias que recuerdan a flores, miel, frutos secos y aroma a pasas. PVP. 7,50€

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook