23 de junio de 2020
23.06.2020
Levante-emv

¿Cómo se cultiva la sandía sin pepitas?

Las sandías Bouquet de Anecoop aportan frescura, sabor y color a la dieta del verano, poniendo en valor el trabajo de los agricultores

23.06.2020 | 15:28
Las sandías Bouquet de Anecoop son el producto estrella del verano.

Este año, la llegada del verano coincide con el control de la pandemia provocada por el coronavirus y la reducción de las restricciones. Muchos valencianos vuelven a hacer planes para los próximos meses, y las comidas con familiares y amigos cobran un nuevo protagonismo. El periodo estival es la época de los alimentos refrescantes y ligeros, donde las frutas como la sandía, que forma parte de nuestra popular dieta mediterránea, están presentes en la mayoría de los hogares.

Y es que la sandía, tan atractiva para el paladar como beneficiosa para la salud, es la acompañante perfecta en esos momentos de ocio tan esperados. A pesar de que la crisis sanitaria ha tenido también un fuerte impacto en la agricultura, el trabajo del sector hortofrutícola durante toda la pandemia ha permitido, un año más, que frutas como la sandía vuelvan este verano a tener un lugar destacado en nuestras mesas.

Sandía sin pepitas, la más demandada por el consumidor actual

No hay duda de que esta fruta, refrescante y sabrosa, es una de las favoritas de la temporada estival. Pero a la hora de elegirla debemos saber que no solo existe la sandía tradicional con pepitas negras, de hecho, desde hace varios años la más demandada por el consumidor es la sandía sin pepitas, ya que resulta mucho más fácil y agradable de comer y ofrece un abanico de posibilidades culinarias.

Ahora bien ¿de dónde procede este tipo de sandía? ¿cuáles son sus propiedades? Cultivada desde la antigüedad en Japón, este tipo de sandía procede del cruce natural de tres variedades que da como resultado una planta en la que las semillas no completan su desarrollo y, por tanto, no se notan al consumirlas. Sus propiedades son las mismas que las de la sandía tradicional, aportando al organismo agua y múltiples vitaminas y minerales.

Las primeras llegaron a Europa en 1992, de la mano de la cooperativa agroalimentaria Anecoop, consolidada como el primer productor español de sandías sin pepitas en el mercado europeo, que comercializa bajo su marca Bouquet. Esta categoría de producto, cien por cien cultivado en España, es fiel reflejo de la apuesta de Anecoop por la defensa de la agricultura española. El calendario de producción de las sandías Bouquet arranca en Almería, en el mes de abril, y se extiende a Murcia, Alicante, Valencia, Castellón y Sevilla, para finalizar entre agosto y septiembre en Ciudad Real. Esta temporada, Anecoop prevé comercializar 150.000 toneladas de sandías, llenando de salud, sabor y color las mesas de miles de consumidores en 25 países.

Sandías Bouquet para todos los gustos y momentos del día

Saludables y apetecibles son los diferentes tipos de sandías sin pepitas que podemos encontrar en el mercado para enriquecer nuestros menús diarios. Anecoop, a través del trabajo constante de su departamento de Investigación y Desarrollo, ha ido ampliando su oferta a lo largo de los años para adaptarla a los gustos y necesidades de los consumidores. El resultado de este esfuerzo innovador es la gama de sandías Bouquet Stars, que incluye la sandía roja de corteza rayada, la sandía de carne amarilla, la de corteza negra y la sandía mini, ideal para hogares de una o dos personas por su pequeño tamaño y peso, entre 2 y 3 kilos.

Sandías Bouquet para todos los gustos.

La gama está también disponible en cultivo ecológico, bajo la marca Bouquet Bio. Como novedad este verano, Anecoop ha incluido en su oferta una sandía dirigida al segmento "alto de gama", con corteza muy fina, color rojo intenso y sabor muy dulce, que comercializa con la marca Bouquet Premium.

Aunque la forma más tradicional de consumo es compartir una sandía durante el postre o la merienda, en reuniones familiares o con amigos, es fácil incorporar esta fruta a nuestras actividades diarias. Simplemente cortándola en dados y conservándola en un "tupper", la podremos comer en la piscina, la playa, el parque o después del deporte.

Es también perfecta para elaborar nutritivos gazpachos, ensaladas o ricos batidos y helados, enriqueciendo, gracias a su versatilidad, la dieta mediterránea.

Anecoop y su campaña "Raciones de vida para el campo"

Bajo el lema "Raciones de vida para el campo" la cooperativa agroalimentaria pretende dar visibilidad a los valores que representan el entorno rural y la agricultura, uno de los principales motores económicos del país y que constituye el medio de vida de miles de familias.

Anecoop ha hecho coincidir el lanzamiento de la campaña con el inicio de la temporada de sus sandías Bouquet, ya que constituyen un programa de cultivo con un importante valor social, puesto que su amplio calendario permite que numerosos agricultores y sus familias puedan continuar con la actividad agrícola todo el año. Así, eligiendo sandías Bouquet, el consumidor es consciente de que está contribuyendo a dar vida al campo, evitando su abandono y luchando contra una España vaciada mayor.

Las sandías Bouquet contribuyen a dar vida al campo.

Una potente campaña de promoción

En España, la comunicación de la iniciativa "Raciones de vida para el campo" se sustenta en ocho ejes principales, entre los que destaca el diseño de un micro-site que explica los objetivos y acciones de la misma y que se aloja en su web de RSC, Bouquet.es; el diseño de una etiqueta con el símbolo de "ubicación", que representa el "yo me quedo" de los agricultores y que se ha adherido, a modo de identificación de la campaña, a todas las piezas de sandía sin pepitas roja, amarilla, negra, mini y BIO; acciones en redes sociales con especial colaboración de prescriptores de la relevancia de Jacob Petrus o Juan Pozuelo, impactos en televisión, entre los que destaca el patrocinio cultural del programa "Aquí la tierra" de RTVE y el Canal Cocina; radio, con la emisión de cuñas publicitarias en espacios de ámbito nacional y regional y publicidad aérea en playas de las costas mediterráneas durante 30 días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook