30 de julio de 2020
30.07.2020
Levante-emv

La Sierra de Crevillent, uno de los enclaves más bellos e impactantes de la geografía valenciana

El turismo de interior en la comarca del Baix Vinalopó aumenta su popularidad para este verano, debido a la crisis del coronavirus

30.07.2020 | 15:59
La Sierra de Crevillent es una de las zonas montañosas más impactantes de la Comunitat Valenciana.

La pandemia provocada por la Covid-19 ha dado un giro radical al sector turístico. Este verano, los destinos turísticos más demandados perderán mucha afluencia de visitantes, debido a la prohibición de aglomeraciones y la suspensión de muchas fiestas y espectáculos. Así pues, esta es la ocasión perfecta para descubrir el turismo de interior en España y la Comunitat Valenciana, en concreto.

Durante las próximas semanas, miles de personas abandonarán las ciudades para visitar el interior y disfrutar de su tranquilidad, en pleno contacto con la naturaleza. Las rutas de senderismo, bicicleta y barranquismo se presentan, de la misma manera, como las opciones más demandadas para practicar deporte este verano.

En este sentido, uno de los enclaves más bellos e impactantes de la geografía valenciana es la Sierra de Crevillent. Esta zona montañosa, ubicada en la provincia de Alicante, transcurre desde el rió Vinalopó hasta la Sierra de Abanilla y comprende varios municipios, aunque el más conocido es Crevillent.

El Campanà. Foto: Levante-EMV

La localidad del Baix Vinalopó cuenta con un patrimonio de gran calado. Su principal monumento es la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, un templo construido en el siglo XVIII. Otros lugares de gran interés son las ermitas de San Cayetano y Santo Ángel de la Guardia, el Mercado de Abastos, el Barrio de la Morería, el Auditorio o el Ayuntamiento.

Al norte del municipio, representando el final del dominio subbético, se encuentra la Sierra de Crevillent, una alineación montañosa que alcanza los 835 metros en su punto culminante: La Vella.

Paisaje alpino cerca de la ciudad

La Sierra de Crevillent destaca por su orografía, con pendientes muy abruptas y construida por calizas jurásicas. A pesar de que la altitud media de la sierra se sitúa alrededor de los 750 metros, la sensación con la que nos encontramos al caminar por sus senderos es la de estar en cotas de mucha mayor entidad. Sus formas abruptas y sus escarpadas pendientes surcadas por numerosos barrancos y fallas le dan una enorme complejidad tectónica que dibuja un paisaje alpino y nos hace olvidar que nos encontramos a pocos kilómetros de las ciudades más pobladas de la provincia de Alicante.

Desde un punto de vista climático y paisajístico, encontramos dos laderas bastante diferenciadas: en la ladera más húmeda destaca una abundante vegetación en grandes umbrías con amplios bosques de pino mediterráneo, por donde podemos transitar tanto en los meses fríos como cuando el calor es más intenso; por otra lado, en la vertiente sur nos trasladamos a un universo completamente distinto, de matorral serrano y mares de esparto quebrados por los numerosos barrancos que abundan en esta zona y presentan un contraste visual realmente agradable.

Castellà Colorat. Foto: Levante-EMV

Sin embargo, el aspecto más característico de la Sierra de Crevillent es su vegetación que, pese a ser escasa, posee una gran belleza: en las zonas altas de la vertiente norte, los pinares forman un conjunto boscoso de gran valor paisajístico; en las zonas bajas, la tradición agrícola de esta zona crea una visión diferente, con campos de cultivo (algarrobos, almendros, frutales y naranjos).

Rutas para recorrer la Sierra de Crevillent

Las fuertes pendientes que encontramos en esta sierra favorecen la presencia de excursionistas en busca de nuevos retos. Actividades como la escalada, el barranquismo o el senderismo suelen ser habituales en esta bella sierra alicantina. Para planificar una ruta por esta sierra, tan solo hace falta acceder a la página web de turismocrevillent.es y entrar en el apartado específico de la Sierra de Crevillent. Desde allí, quien lo desee puede consultar un folleto en el que se detallan los principales senderos y recorridos con indicaciones y mapas cartográficos, con tal de no perder ningún detalle de la ruta. A través de ellos, cualquier personas puede recorrer los lugares más emblemáticos de la sierra, como Els Pontets, el Castell Vell, Els Anouers, el pico de Sant Juri o la Casa del Tío Mariano.

Els Pontets. Foto: Levante-EMV

Además, el yacimiento arqueológico Penya Negra, en el cual trabaja el equipo de arqueología de la Universitat d'Alacant, merece una mención especial. Se trata de unos hallazgos prehistóricos de poblaciones anteriores a los íberos que se remontan al siglo IX a.C. y que son considerados uno de los más importantes que conocemos, por su extensión y antigüedad.

Aquellos que deseen continuar descubriendo los parajes naturales de Crevillent pueden desplazarse al Parc Natural El Fondo, miembro de la Red Natura 2000 de la UE y del RAMSAR, donde se encuentra por ser una de las zonas húmedas más importantes del mundo por su biodiversidad y valores ecológicos.

Por último, entre las recomendaciones que se realizan a todos los turistas que visitan esta zona se incluye: ir provistos de suficiente agua, calzar botas ligeras de montaña, transitar en todo momento por los senderos y evitar las horas centrales del día, sobre todo en los meses de julio y agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook