28 de diciembre de 2009
28.12.2009

Rouco carga contra el aborto, el divorcio y el enlace homosexual

Miles de personas reivindican en Madrid a la familia tradicional - Benedicto XVI insta a los católicos a defender "la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer"

28.12.2009 | 06:30
Rouco carga contra el aborto, el divorcio y el enlace homosexual

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, dibujó ayer un panorama desolador para los valores familiares cristianos, debido a la aceptación social de los "diversos modelos de familia" distintos al "verdadero matrimonio entre el varón y la mujer", el divorcio o el aborto. En su homilía en la fiesta de la Sagrada Familia, que se celebró con una Misa al aire libre en la Plaza de Lima de Madrid. Miles de personas llegadas de toda España participaron en el acto. Aunque los organizadores apuntaron a que la cifra de asistentes era de un millón, ni la Policía, Delegación del Gobierno o la Comunidad de Madrid facilitaron cifras, como en ocasiones anteriores.
Rouco aseguró que el modelo de la familia cristiana es el que responde fielmente a la voluntad de Dios y el que garantiza "el bien fundamental e insustituible" de la familia para sus propios miembros, la sociedad y la Iglesia, y la esperanza para el futuro. Así, advirtió de que "ese otro lenguaje de los diversos modelos de familia que parece adueñarse, avasallador y sin réplica alguna de la mentalidad y de la cultura de nuestro tiempo, no responde a la verdad natural de la familia".
El cardenal arzobispo de Madrid defendió a la Sagrada Familia cristiana, formada por Jesús, María y José, a la que puso como ejemplo, y al "verdadero matrimonio entre el varón y la mujer". Para Rouco Varela, el panorama que presenta la realidad de la familia en Europa "no es precisamente halagüeño", debido a la "facilitación jurídica del divorcio hasta extremos impensables" y "la difuminación, cuando no eliminación, primero cultural y luego legal de la consideración del matrimonio como la unión irrevocable de un varón y una mujer" para procrear, además de las rupturas matrimoniales y familiares.
De esta manera insistió en el derecho a la vida del niño, todavía en el vientre de su madre, que se ve "lamentablemente suplantado" en la conciencia moral de un sector cada vez más importante de la sociedad y en la legislación que la acompaña y la estimula, por un supuesto derecho al aborto en los primeros meses del embarazo.
Así, señaló que sin la familia cristiana Europa "se quedaría prácticamente sin hijos o, lo que es lo mismo, sin el futuro de la vida". "Sin vosotras, Europa se quedaría sin el futuro del amor, conocido y ejercitado gratuitamente. El futuro de Europa, su futuro moral, espiritual e, incluso, biológico, pasa por la familia realizada en su primordial y plena verdad.El futuro de Europa pasa por vosotras, queridas familias cristianas!", recalcó.

Mensaje del Papa
El Papa Benedicto XVI, mediante videoconferencia, llamó a la sociedad a "ofrecer testimonio sereno y firme de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer" porque es de "suma importancia para el futuro" de la humanidad, explicó en un mensaje a las miles de personas que celebraron en Madrid la festividad de la Sagrada Familia.
El Papa afirmó que la familia es el espacio donde "se comparten las penas y las alegrías" y donde se vive "siempre ese amor de total entrega" inspirado en la Sagrada Familia de Nazaret.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) criticó ayer a la jerarquía católica tras la celebración de la Fiesta de la Sagrada Familia en la que el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Antonio María Rouco Varela, señaló que el panorama familiar europeo se "agrava" con la aceptación legal del matrimonio homosexual. A este respecto, la FELGTB defendió "el valor de la diversidad familiar" frente al "modelo excluyente" que reclama la Iglesia. En este sentido, la federación reclamó en un comunicado la "riqueza de la diversidad familiar" y la "importancia de su reconocimiento y no discriminación", a la vez que reivindicó la eliminación de los pactos de Estado con el vaticano "por su freno al avance de los Derechos Humanos".
La FELGTB explicó que la Conferencia Episcopal mostró "su cara más intolerante con una misa para un modelo excluyente y único, la familia que cumple sus cánones, dejando toda una diversidad familiar reconocida y garantizada por el Estado español". otr/pressmadrid

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas