01 de junio de 2010
01.06.2010

Zapatero dice que el "tijeretazo" no se podía negociar para no retrasar las medidas

El presidente afirma que los recortes y las reformas estructurales buscan una economía más sólida

01.06.2010 | 02:00

?
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó ayer ante la Ejecutiva Federal de su partido que no hay que poner en cuestión el derecho a la huelga y recordó que la defensa de los derechos laborales es una de las razones de ser y del origen del PSOE. En su primera reunión con la dirección del PSOE después de anunciar recortes de gasto de 15.000 millones de euros en 2010 y 2011, el presidente dio a sus compañeros una explicación amplia de las causas, los efectos y las medidas adoptadas.
Zapatero explicó que el contenido del decreto ley de recortes no podía negociarse con los grupos parlamentarios, como se hizo con el llamado "pacto de Zurbano", porque se corría el riesgo de conseguir el efecto contrario de lo que se buscaba si se abría un periodo de negociación, que habría dilatado la adopción de las medidas. Además, se refirió también al principal partido de la oposición y dijo que cuando se tiene en frente a un partido que no está dispuesto a cooperar resulta imprescindible adoptar las medidas necesarias cuanto antes.
Zapatero, también afirmó, en un acto en el Congreso con parlamentarios de los 27 países de la UE, que los recortes en el gasto público y las reformas estructurales que los países de la UE han emprendido para hacer frente a la crisis buscan "generar confianza en el presente" y crear una economía "más sólida" y "competitiva en el futuro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine