02 de junio de 2010
02.06.2010

Sale de la cárcel el etarra procesado por la explosión de la furgoneta en Castelló

La Audiencia absuelve a Joseba Iturbide y a los terroristas de la T-4 por el atentado frustrado en Azca - Detienen en Francia a un colaborador de ETA por facilitar alojamiento al jefe de la banda en Hendaya

02.06.2010 | 02:00
Joseba Iturbide

?
El presunto etarra Joseba Iturbide Otxoteko, alias Makara, salió ayer tarde de la cárcel de Valdemoro (Madrid) a pesar de estar procesado desde diciembre de 2008 por el traslado y la explosión de una furgoneta bomba que se produjo el 26 de agosto de 2007 en la localidad castellonense de Cuevas de Vinromá.
La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional absolvió ayer a Iturbide del intento de atentado en Azca (Madrid) y los delitos de integración en organización terrorista y tenencia de explosivos, al valorar que su única relación con el "comando Elurra"', autor del atentado de la T4 del aeropuerto de Barajas, era la declaración ante la policía que realizó el etarra Mattin Sarasola, que no fue corroborada por ningún otro indicio.
En la causa que se sigue en su contra por el atentado de Castelló, Iturbide quedó en libertad provisional en noviembre de 2008, un mes antes de que el juez Baltasar Garzón le procesara por estos hechos junto al ex jefe militar de la organización terrorista ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, y los etarras Mattin Sarasola, Igor Portu y Mikel San Sebastián.
En el auto de procesamiento por la explosión de Castelló, se recoge que la furgoneta fue trasladada desde Francia y estaba cargada con entre 500 y 1000 kilos de explosivo amosal que iban a ser utilizados "con intención de atentar contra un objetivo aún sin determinar". Según detalló el juez, Portu condujo la furgoneta e Iturbide hizo de lanzadera con una motocicleta hasta que llegaron a Cuevas de Vinromá.
La Audiencia sí condenó a penas de entre 16 años y 17 años y medio por los delitos de pertenencia a ETA y tenencia de armas y explosivos a los etarras Mattin Sarasola, Igor Portu y Mikel San Sebastián, condenados recientemente por el atentado de la T-4 en 2006, aunque también les ha absuelto del intento de atentado en Azca en 2008 al considerar que sólo recabaron información del lugar.
Por otra parte, el presunto etarra Juan Carlos Iriarte Pérez, Juankar fue arrestado ayer en la localidad francesa de Hendaya. La operación fue llevada a cabo tras la desarrollada el pasado 20 de mayo en la que fueron arrestados el presunto jefe de la banda terrorista, Mikel Carrera, su número 2 Arkaitz Agirregabiria, la también presunta etarra Maite Aranalde y Benoit Aramendi, ciudadano francés y supuesto colaborador de la organización. La Guardia Civil considera que Iriarte fue quien dio instrucciones a Aramendi para recoger y llevar a Carrera, Agirregabiria y Aranalde al domicilio de Bayona en el que fueron detenidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine