10 de junio de 2010
10.06.2010

Una nueva querella del fiscal contra Millet salpica al conseller catalán de Economía

El ex director del Palau iba a ganar 3,6 millones en comisiones gracias a un convenio firmado por Castells

10.06.2010 | 02:00

La Fiscalía presentó ayer una querella por tráfico de influencias contra Fèlix Millet por la operación para construir el Hotel del Palau de la Música, en la que se iba a embolsar una comisión de 3,6 millones de euros, gracias a un convenio firmado con el conseller de Economía, Antoni Castells.
La querella señala que Fèlix Millet y su mano derecha Jordi Montull se aprovecharon de sus "relaciones personales" con Castells para conseguir un convenio que facilitara la permuta urbanística para la construcción del hotel y el compromiso de la Generalitat de recalificar las fincas donde un promotor privado iba a edificarlo, aunque el proyecto quedó detenido al estallar el escándalo por el desvío de fondos.
En su escrito, la Fiscalía señala que el conseller de Economía firmó el convenio sin tramitar los informes jurídicos previos y preceptivos, dejando en manos de Millet la indemnización que tendría que percibir la administración por la permuta urbanística (que el ex presidente del Palau fijó finalmente en 5,5 millones), "pese a estar comprometidos sus intereses patrimoniales".

Acuerdo a tres bandas
Según la querella, el convenio firmado con Castells no era "suficiente" para que Millet obtuviera el beneficio económico que buscaba, por lo que fraguó otro acuerdo a tres bandas con el Ayuntamiento de Barcelona y el Departamento de Economía y, aprovechando su relación con autoridades municipales, consiguió que la Comisión de Urbanismo del consistorio aprobara la modificación inicial del plan urbanístico necesaria para la construcción del hotel. En su escrito, el fiscal, que acusa a Millet y Montull también de un delito de apropiación indebida, relata un cúmulo de irregularidades en los trámites de la operación urbanística para la construcción del hotel, una inversión que iba a llevar a cabo el promotor Manuel Valderrama, propietario de Olivia Hoteles y que en un principio iba a encargarse al arquitecto Oscar Tusquets.
Esta compleja operación a múltiples bandas se inició en noviembre de 2003, cuando Millet logró que el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas cedieran de forma gratuita un solar anexo al Palau de la Música -que después se traspasó de Olivia Hoteles-, a cambio de unas obras de reforma en la escuela La Salle Comtal. Una vez lograda la cesión, Millet y Montull "se aprovecharon de sus relaciones personales" para que la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona "colaboraran en la realización de aquella operación urbanística".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine