12 de junio de 2010
12.06.2010

Zapatero en su jardín

12.06.2010 | 02:00

Anxel Vence

Justo cuando Zapatero hablaba ante el Congreso de suprimir gastos inútiles en su gabinete, un fotógrafo tuvo la malicia de retratar al presidente con un florido jardín de ministras al fondo. Ahí están, con gesto que va del arrobamiento de Trinidad Jiménez y Bibiana Aído a la preocupación de Beatriz Corredor, algunas de las candidatas mejor situadas para abandonar el Gobierno en la próxima poda de ramas superfluas que se dispone a afrontar el jardinero de la Moncloa. Comisionadas para gestionar vaguedades y asuntos huecos o ya transferidos a las autonomías, las chicas de la foto -incluyendo a Ángeles González-Sinde, titular de Cultura y Subvenciones- responderían al criterio decorativo del glamour que según el ex ministro César Antonio Molina guía a Zapatero para cubrir la cuota femenina de sus departamentos. Ahora que caen chuzos sobre España desde el Banco Mundial, el FMI, la UE y otras instituciones muy principales, el glamour ya no es lo que era. No están los tiempos para flores ni floreros: o eso dio a entender el presidente en su comparecencia ante los diputados. El fotógrafo se limitó a retratar la situación en una imagen que ofrece reflejos de tijeras y poda. Y que acaso diga más que las palabras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine