15 de junio de 2010
15.06.2010

Barcelona y Tarragona prohíben el burka en las instalaciones municipales

Las dos capitales secundan la medida adoptada ya por Lleida, mientras que Girona rechaza limitar el uso de esta prenda de las mujeres musulmanas

15.06.2010 | 02:00
Dos jóvenes con velo durante el pleno en Tarragona.

Los Ayuntamientos de Barcelona y Tarragona se sumaron ayer a la iniciativa impulsada por Lleida y otros consistorios catalanes, que han decidido prohibir el uso del velo integral -el burka y el niqab- en los equipamientos municipales. Pero mientras que Lleida, el pasado 28 de mayo, y Tarragona, ayer, aprobaron esa decisión en un pleno municipal, Barcelona prohibirá el uso del velo integral en las instalaciones municipales mediante un decreto de alcaldía. Sin embargo, el Ayuntamiento de Girona rechazó anoche aprobar una moción presentada por el PP para prohibir el uso del velo integral tanto en la vía pública, como en los edificios y equipamientos municipales.
El decreto de alcaldía de Barcelona dará la instrucción de impedir el acceso a los equipamientos exclusivamente municipales vistiendo el velo integral -el burka que cubre todo el cuerpo de la mujer y le permite ver a través de una rendija y del niqab, que sólo deja los ojos al descubierto-, o cualquier otro elemento que impida la identificación personal, como cascos o pasamontañas.
El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, rechazó que la prohibición pueda suponer un atentado a la libertad religiosa y señaló, además, que el velo integral islámico no favorece la "interculturalidad" que promueve el Ayuntamiento de la ciudad. La comisión de Política de Inmigración estudió ayer el informe jurídico que el Ayuntamiento encargó hace unas semanas sobre sus competencias para regular el uso del burka y el niqab en la ciudad, tras rechazar, en el pleno del pasado mes de mayo, una propuesta del PPC para prohibirlos en las calles de Barcelona. El informe jurídico estima que el ayuntamiento no puede regular el uso del velo integral en el espacio público, pero que sí puede hacerlo en museos, guarderías, centros cívicos, servicios sociales municipales, bibliotecas, mercados y oficinas de atención al ciudadano, de los que tienen titularidad exclusiva.
Por su parte, el Ayuntamiento de Tarragona, reunido en pleno municipal, aprobó también una moción conjunta presentada por el PSC y CiU para prohibir el uso del velo integral en los edificios y equipamientos municipales. La propuesta fue aprobada con los votos del PSC, CiU y PP, mientras que los dos ediles de ERC -socio de gobierno de los socialistas en el consistorio tarraconense- se abstuvieron. Por otra parte, el pleno rechazó la moción del PP para ampliar a la vía pública la prohibición del velo integral, que sólo ha conseguido los votos a favor del PP.
Mientras, en Girona, votaron a favor de la moción CiU y el PP, mientras que en su contra se han pronunciado el PSC, ERC e ICV, que dan apoyo al tripartito municipal, y que calificaron la moción de "electoralista y oportunista".
Varios son los consistorios que han aprobado medidas en contra del uso de velos integrales en espacios municipales. A las tres capitales catalanas se suma El Vendrell (Tarragona) y el día 18 también se debatirá en Reus (Tarragona). Además, Coín (Málaga), de casi 22.000 habitantes, tiene previsto prohibir mediante una ordenanza el uso del burka y el niqab.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine