29 de marzo de 2012
29.03.2012
Caso Palma Arena

Alemany cobraba por artículos que jamás se publicaron

La exdirectora de Comunicación del gobierno balear dice que el periodista cobraba 10 veces más de lo normal

13.01.2012 | 16:46

La directora general de Comunicación del anterior Govern balear socialista ha testificado hoy que se pagó con un contrato público al periodista que escribía los discursos al expresidente Jaume Matas diez veces más que el precio habitual, por unos reportajes que nunca aparecieron.

Gina Garcias, encargada de la comunicación durante la legislatura 2007-2011 de Francesc Antich, ha afirmado durante su declaración en el juicio contra Matas por los pagos supuestamente irregulares al periodista Antonio Alemany en el mandato 2003-2007 del PP que este contrato menor por unos 12.000 euros, que no requería concurso, estaba sobrevalorado.

En concreto, el contrato concedido a Alemany versaba sobre cuatro reportajes de turismo y deporte, los cuales, según cálculos de la testigo, debían haber costado al Govern 1.200 euros (300 euros cada uno), dado que este periodista no tenía "acreditado renombre como cronista deportivo".

El fiscal Juan Carrau ha hecho ver a la testigo que el último trámite de concesión del contrato se produjo el 4 de febrero de 2005 y que tan solo cuatro días después, el 8 de febrero, el Govern pagó a Alemany dando el trabajo por realizado.

"Hasta 12.000 euros hay que escribir cuarenta reportajes y en tres días es difícil", ha opinado la testigo sobre esta contratación, que la Fiscalía sospecha fue un sobresueldo a Alemany por sus servicios a Matas, ya que los reportajes nunca se han encontrado.

Garcias también se ha extrañado de que el contrato fuera para redactar unos reportajes sin tener la garantía de que se iban a publicar, y ha explicado que esto se suele hacer mediante acuerdos con los medios de comunicación.

"No puede ser de otra manera", ha asegurado la testigo, y ha añadido: "No tiene sentido decirle a un periodista 'te pago para que escribas un reportaje' y no tener la garantía por un acuerdo comercial de que se va a publicar".

Antes de Garcias ha declarado como testigo una miembro del gabinete de Presidencia en la legislatura de Matas, Helena Rubí, quien ha hablado del concurso público por 4.000 euros mensuales otorgado a una agencia de comunicación que supuestamente sirvió para encubrir el pago a Alemany de los discursos que escribía para Matas.

"No te metas, no tiene nada que ver contigo", fue la respuesta que, según ha dicho, obtuvo de Martorell, que ejercía de jefe de prensa de Matas, cuando le preguntó sobre el concurso, que versaba sobre la imagen corporativa del Govern balear.

La testigo ha explicado que en su momento le extrañó "mucho" que nadie le dijera nada de este concurso, cuyos resultados ha dicho no haber visto nunca.

Ha afirmado que el tema de la imagen corporativa era "específicamente" de su competencia, por lo que cuando se enteró de la publicación del concurso, gracias a las llamadas de varias agencias interesándose por él, acudió inmediatamente a su superior.

"¿Qué es esto?", le inquirió, a lo que él respondió que no se metiera porque no era de su incumbencia, a raíz de lo cual ha reconocido que se "enfadó" con su superior.

Además, ha asegurado que en el "sector periodístico" corría el "rumor" de que el Govern pagaba a Alemany por los discursos de Matas, aunque ha añadido que ella no sabía si esto se hacía mediante el concurso citado.

Durante su toma de declaración, el fiscal Anticorrupción Juan Carrau le ha preguntado por un negociado por el que se contrató simultáneamente a una agencia para elaborar el logotipo del Govern, que correspondería a la identidad corporativa del Ejecutivo.

En opinión de la testigo, la imagen corporativa es un concepto que engloba la identidad corporativa, por lo que este negociado no tendría mucho sentido cuando al mismo tiempo se tramitó el concurso otorgado a Nimbus.

Antes de Rubí ha comparecido ante el tribunal otro testigo, Joan Rosselló, propietario de la agencia que elaboró el logotipo en base a ese negociado sin publicidad.

El testigo ha intentado explicar la diferencia entre imagen e identidad corporativa, algo por lo que le ha preguntado reiteradamente la magistrada presidenta de la Sección Primera de la Audiencia, Margarita Beltrán.

"No se cómo decírselo", le ha dicho el testigo, a lo que la magistrada ha respondido: "Le comprendo, yo tampoco se cómo entenderlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine