12 de agosto de 2012
12.08.2012
82 presos

Huelga de hambre de presos etarras por Uribetxebarria

Piden la excarcelación de Uribetxebarria, quien sigue ingresado en el hospital para ser tratado de cáncer

13.08.2012 | 12:07

Un total de 88 presos de ETA se han declarado en huelga de hambre para reclamar la puesta en libertad del recluso de la banda Jesús María Uribetxebarria Bolinaga, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara, internado en un hospital de San Sebastián para ser tratado de un cáncer.

Entre los que han entregado hoy la instancia para comunicar la decisión a las autoridades penitenciarias se encuentran el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y otros cinco reclusos de la cárcel de Logroño.

Así lo han informado hoy a Efe fuentes penitenciarias, que han precisado que hay otras dos presas en la cárcel de Picassent (Valencia) que se han declarado en huelga de hambre -una ayer y otra hoy-, pero a las que luego se les ha encontrado comida del economato.

Ambas mujeres han rellenado el formulario para informar de que dejarán de alimentarse con la comida que les facilita la propia prisión en el comedor.

También tres presos internados en la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) han comunicado la decisión de ponerse en huelga de hambre y no comer la alimentación que se les proporciona en la cárcel.

Hoy se han sumado oficialmente a la huelga de hambre 41 reclusos más, según las mismas fuentes, que han señalado que en la prisión gaditana del Puerto de Santa María I -donde están internados los considerados presos del núcleo duro de la banda- sólo dos terroristas han iniciado esta protesta.

En la prisión de Sevilla II hay 13 presos en huelga de hambre, mientras que en la de Albolote (Granada), aunque inicialmente la anunciaron 18, quedan 17, ya que un recluso sólo llevó a cabo esta medida durante un día.

En Picassent, además de las dos mujeres que sólo rechazan la alimentación del comedor, a los 6 presos que iniciaron la huelga de hambre hoy se han unido otros 3, lo que hace un total de 9 reclusos.

En la prisión de Alicante-Villena, 13 reclusos han comunicado oficialmente su decisión a Instituciones Penitenciarias, ya que a los dos presos iniciales que habían acordado dejar de comer, hoy se han sumado otros 11, mientras que en Castellón II continúan en huelga los 9 internos que ya la habían iniciado.

Además de los tres reclusos de ETA que han comunicado su decisión de dejar de alimentarse con la comida que les proporciona la cárcel de Herrera de la Mancha, otros 15 han iniciado hoy oficialmente la huelga de hambre.

También en la madrileña cárcel de Navalcarnero 4 presos de la banda terrorista han dejado de comer para exigir la excarcelación de Uribetxebarria Bolinaga, quien permanece ingresado en el Hospital Donostia para ser tratado de cáncer, motivo por el que sus representantes legales han reclamado su puesta en libertad.

En las prisiones francesas de Villefranche-sur-Saône y de Fresnes otros presos se niegan a tomar alimentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook