La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado hoy que la reunión que ayer mantuvieron las autoridades de seguridad aérea española e irlandesa en Dublín sobre Ryanair fue "satisfactoria" y avanza en la línea de garantizar la "máxima seguridad" en todos los vuelos, tal como defiende España.

Ana Pastor, en declaraciones en los pasillos del Congreso, ha explicado que España está trabajando para que se cumpla el ordenamiento jurídico "en todo momento" y se refuercen las inspecciones con el fin de que se cumpla "estrictamente" con todos los elementos de seguridad.

"Operativamente hay que avanzar", ha dicho la ministra, quien ha sostenido que los estados tienen que "mejorar" el nivel de coordinación y especialmente en lo que se refiere a la "actuación competencial en materia de inspección".

Estas han sido las conclusiones de Pastor después de que ayer la secretaria general de Transporte, Carmen Librero, solicitara en Dublín que se adoptaran todas las medidas necesarias por parte de Irlanda para incrementar y reforzar la supervisión estricta de Ryanair en España, donde se han producido algunos incidentes en varios de sus vuelos.

Tras la reunión, la Autoridad Aeronáutica de Supervisión (IAA) de Irlanda garantizó la supervisión rigurosa de las operaciones de la compañía de bajo coste.