La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha presentado hoy a su partido como "garante" y defensor "a ultranza" y de la Constitución y ha advertido de la "tremenda irresponsabilidad" que comete el PSOE si busca la "ruptura" con el modelo actual al proponer un Estado federal.

Por otro lado, Cospedal ha querido dejar "meridianamente claro" que mientras CiU mantenga su postura actual "no va a tener el apoyo del PP" en el Parlamento catalán, y ha asegurado que su partido está preparado para abordar una campaña electoral en Cataluña "ya".

En cualquier caso ha recordado que en Cataluña ni siquiera se han cumplido dos años de legislatura, y ha asegurado no entender por qué CiU se está planteando el adelanto electoral cuando ha contado con apoyo para gobernar y ha "recibido ayuda del Gobierno cuando la ha requerido".

"Lo único que induce es a pensar que detrás" de ese hipotético adelanto "no hay nada más que un fracaso político y económico al frente de Cataluña", ha añadido Cospedal en la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP.

Además, ha considerado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "no se está dejando margen a sí mismo" para abrir cauces de diálogo, que le ofreció este fin de semana el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Y si Mas quiere hablar, ha añadido, tendrá que decir qué plantea "que no sea rupturista", porque en el ánimo del PP y del presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, está su "primera obligación", que es "defender la Constitución".

María Dolores de Cospedal ha criticado con dureza la propuesta que ha hecho esta mañana el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de modificar la Constitución para avanzar hacia un Estado federal.

Si lo que pretenden los socialistas es "romper con la Transición o la Constitución e ir a un modelo diferente, el PP va a estar en contra de esta postura", ha advertido.

En su opinión, quienes sugieren un cambio de modelo incurren en una "irresponsabilidad sin límites", y lamenta sobremanera ver esa "deriva" en el principal partido de la oposición.

En la rueda de prensa, Cospedal ha insistido por otra parte en que éste no es el mejor momento para "abrir en canal" el modelo de financiación autonómica, sino que es el periodo en el que se debe evaluar.

Además, ha asegurado que los jefes de gobiernos autonómicos de su partido no plantearán este debate en la Conferencia de Presidentes que se celebra el próximo 2 de octubre.

Ahora se trata de analizar el modelo actual que, como ha recordado, no apoyó el PP, pero no es el momento de decidir "cuáles han de ser los nuevos parámetros".

Antes de las preguntas, María Dolores de Cospedal ha dedicado toda su exposición a subrayar la defensa de la Constitución, que según ha asegurado va a seguir siendo un "postulado clave" de su partido en todas las comunidades autónomas e independientemente de los intereses partidistas, "vaivenes" electorales o momentos económicos.

Y ha dicho discrepar de quienes dicen que la opinión pública catalana está mayoritariamente del lado de las posturas soberanistas.

Éste, ha reiterado, debería ser un momento de "unidad", y no de abrir debates que "los ciudadanos no quieren abrir" o de intentar "resquebrajar" un modelo que ha funcionado.