El Rey Juan Carlos ha confiado este lunes en la capacidad de catalanes, españoles y europeos para superar "la gravedad de esta etapa histórica" con esfuerzo, el buen sentido de todos, así como el impulso de la sociedad civil en todos los campos.

En la entrega del IV Premio Internacional Conde de Barcelona al secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, el Rey ha ensalzado los "valores del trabajo y de iniciativas creadoras" que encarna Cataluña.

También ha recordado a las víctimas de las inundaciones del Vallès (Barcelona) justo en el 50 aniversario: "Es justo recordar hoy con emoción a las víctimas de aquella desgracia y a la vez rememorar el papel que la Iglesia desempeñó entonces en la asistencia a los damnificados", muchos de los cuales encontraron cobijo y auxilio en las parroquias.

En el Monasterio de Pedralbes de Barcelona, el Rey ha entregado la distinción a Bertone, a quien ha destacado por los valores de "templanza, prudencia y espíritu de apertura en sintonía con el Papa", como también valoró el jurado.

Ha recordado que la entrega del galardón se produce dos años después de la visita de Benedicto XVI a Barcelona para dedicar la Sagrada Familia, que ha destacado que supuso una gozosa ocasión para redescubrir una de las mayores aportaciones de la visión cristiana al arte contemporáneo y un "merecido homenaje" a Antoni Gaudí.

"Tampoco se nos han borrado las imágenes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ)", celebrada en Madrid en 2011, ha evocado el jefe de la Corona española, quien ha celebrado el decidido impulso de la Congregación Salesiana, a la que pertenece Bertone, en el encuentro de los jóvenes.

Ha mostrado su deseo de que los jóvenes catalanes y españoles encuentren referentes con ideales católicos "en la senda de una modernidad que se proyecte hacia el futuro en el respeto a las seculares herencias recibidas".

El cardenal y arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha alabado a Bertone por contribuir a tender "viejos puentes de la sociedad catalana con Roma y, especialmente, con la Santa Sede", tras la dedicación de la Sagrada Familia.