Efectivos de emergencias buscan en la rambla de Puerto Lumbreras al abuelo de la niña de 9 años que murió ayer durante las riadas, que fue arrastrado por la corriente cuando intentaba salir del turismo en el que viajaba junto a la menor y el hermano de ésta, que está ileso.

Según han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, a la búsqueda del hombre, de unos 65 años, se ha unido esta mañana el helicóptero de la dirección general de Emergencias con base en Alcantarilla y el grupo de rescate del consorcio de bomberos de Murcia.

Al parecer, el hombre, que viajaba junto a sus nietos en un turismo, fue arrastrado por el agua cuando intentaba sacar del coche a los menores, han explicado las fuentes, que han señalado que vecinos de la zona que se encontraban en el lugar ayudaron al otro menor que iba en el coche, pero que no pudieron sacar a la niña.

Ya son cuatro las víctimas mortales en la Región de Murcia a consecuencia de la gota fría, una mujer encontrada en la diputación lorquina de La Torrecilla, la niña de nueve años y un hombre de 65 (que no es el abuelo de la menor) que ayer por la tarde perdieron la vida en una rambla situada entre los términos municipales de Puerto Lumbreras y Lorca y otro hombre que murió en la pedanía murciana de Sangonera La Verde.

Por su parte, en Vera (Almería), se busca a una ciudadana británica de 52 años, empleada en el hotel Vera Beach. Fue su marido quien comunicó que se encontraba ilocalizable, por lo que se activó de forma inmediata un dispositivo de búsqueda integrado por patrullas de tierra de la Guardia Civil y efectivos del servicio de emergencias.

Las mismas fuentes han precisado que a este operativo, que se centra en la zona conocida como Pueblo Laguna y se está viendo dificultado por las complicaciones en la red viaria y de caminos, se ha sumado a primera hora de este miércoles una patrullera del Servicio Marítimo de Instituto Armado que peina la franja litoral.

La gota fría que obligó a activar la alerta roja en la Comarca del Levante almeriense se ha cobrado la vida de tres personas. La primera víctima fue un varón aquejado de una patología cardiaca que sufrió un infarto de miocardio cuando era evacuado en un helicóptero de Salvamento Marítimo desde una azotea de Vera Playa hasta el hospital Comarcal de La Inmaculada.

Los cadáveres de otras dos personas, un hombre 71 años y su esposa, eran descubiertos a última hora del viernes el interior de un vehículo en Cuevas del Almanzora (Almería) que había sido cubierto por el lodo como consecuencia de uno de los torrentes de agua y barro que han castigado a la pequeña población de Rambla de Guazamara.

Ambos eran vecinos de Águilas (Murcia), pero con una propiedad en esta pequeña población que visitaban asiduamente. El vehículo en el que viajaban habría sido "arrollado" por un torrente, motivando la muerte de estas dos personas.